El creciente discurso de odio: Un llamado a la acción para proteger a la comunidad judía en México

Por:
- - Visto 781 veces

Hace un par de semanas, antes de que estallara el fuego por los ataques del grupo miliciano Hamás contra Israel y previo a que fuese declarada la guerra aniquilante de Israel contra Palestina, ya flotaba tensión en el ambiente político por los constantes ataques en contra de Claudia Sheinbaum por ser una mujer que emana de una familia judía y refugiada. Algunos personajes muy visibles como el expresidente Vicente Fox utilizaron las terribles imágenes de dolor y muerte para sugerir que esas escenas representaban el riesgo ante elegir a la mujer favorita para ser presidenta; pero también, entre las calles se escuchaban algunos destilados de xenofobia entre quienes confunden religión con nacionalidad y origen familiar con mexicanidad.

La tierra fértil para discursos de odio en contra de la comunidad judía mostró un rostro muy consolidado este jueves, después de que durante una protesta afuera de la Embajada de Israel sonaran cánticos de “muerte para los judíos”, aun estando en México y tomando en cuenta que, como muchos refugiados, la comunidad judía mexicana es amplia y diversa. Que no son su gobierno, sino que, en gran medida, llegaron al país sin nada y echaron raíces.

La reciente convocatoria de Khaled Meshaal, líder de Hamás, para un “día de Jihad” a nivel mundial ha suscitado una creciente tensión, que ha llevado al cierre de al menos dos escuelas judías en la zona de la Ciudad de Nueva York, según informó el New York Post. Este acto de precaución se enmarca en un contexto de medidas de seguridad reforzadas en instituciones judías y una alerta elevada por parte del Departamento de Policía de Nueva York.


A la media noche, tuve una llamada con mi amiga y hermana de causa Janet Kanan, en la que se encontraba aterrada por la convocatoria difundida para que este viernes 13 se orquestara un día para “matar a los judíos”. Ella me explicó que “Jihad” significa “guerra Santa” y que ellos, los convocantes del grupo Hamás, creen que “si nos matan a todos los judíos, irán al paraíso”. Mi amiga tiene dos hijos y dudaba de mandarlos a la escuela, pero al finalizar la llamada estaba convencida y segura que no lo haría: nada garantiza que algo pudiera o no pasar.

Tras advertirme que este viernes están convocando a “the day of jihad” en todo el mundo, me explicó que el simple hecho de salir de casa en pleno México democrático se ha convertido en un reto: sentir miradas, sentir miedo, escuchar por el teléfono que sus familiares y amigos están escondidos, algunos bajo las camas, otros en los closets, que algunos fueron secuestrados por un rato, que el terror vibra entre sus venas y ni siquiera estar en este lugar le permite sentir paz.

Como ella, los padres de estudiantes judíos han manifestado su preocupación ante la posibilidad de violencia por parte de simpatizantes de Hamás. Al menos en Estados Unidos, se ha exhortado a las escuelas a cerrar en aras de salvaguardar la seguridad de los estudiantes. En México no existe, al momento, información acerca de algún tipo de operativo especial, probablemente, ni siquiera haya sido tan grande el eco de este condenable llamado. La realidad es que el clima de hostilidad y tibieza al respecto no ayuda. Ojalá que no haya ningún tipo de incidente y se trate tan sólo de eso: un mensaje enviado para sembrar miedo en todo el mundo.

En Nueva York, un padre preocupado resaltó el aspecto angustioso de la situación al afirmar: “Esto no se trata de Israel, se trata de judíos. Y eso es lo que resulta tan aterrador”. Como si se tratase de una nueva amenaza de holocausto después de la solidaridad que se ha creado en torno al pueblo palestino que ha sido victimizado por más de 75 años.

Otro padre reveló que la escuela de su hijo ha tomado medidas de seguridad adicionales, restringiendo a los estudiantes de jugar fuera de las instalaciones escolares durante el recreo en días hábiles, especialmente tras los recientes ataques de Hamas en Israel. Las personas judías ortodoxas han sido atacadas y la recomendación en Nueva York fue que volvieran pronto a casa. Hablo de quienes son identificables como tal por su vestimenta.

Rebecca Weiner, Comisionada Adjunta de la Oficina de Inteligencia y Contraterrorismo del NYPD, aseguró a líderes de la comunidad judía un aumento en la presencia policial este viernes como medida preventiva, aunque no se han identificado amenazas concretas. La estrategia en redes tiene que ver con crear miedo y pánico colectivo, disuadiendo a las personas de aquella comunidad de realizar actividades básicas como salir a la escuela. En la prensa de Israel en Estados Unidos se reporta que Eric Adams, alcalde de la Ciudad de Nueva York, instó a la vigilancia de los residentes, en especial de la comunidad judía, subrayando que actualmente no existen amenazas concretas y creíbles contra la ciudad. No obstante, resaltó la importancia de mantenerse alerta, sobre todo con las previstas protestas a gran escala para el día siguiente.

Asimismo, en Londres, dos escuelas judías optaron por posponer su reapertura hasta el lunes debido a temores de violencia contra la comunidad. Se les concedió a los estudiantes judíos la autorización de no usar su uniforme escolar habitual para evitar ser fácilmente identificados como judíos.

El gobierno de Israel, reconociendo los riesgos potenciales, emitió una advertencia a los ciudadanos israelíes en el extranjero, instándolos a tener precaución y a evitar manifestaciones. Hicieron hincapié en la necesidad de informar a las autoridades locales si se anticipan protestas o disturbios en sus respectivas áreas. En México, las condenas no han alcanzado el nivel suficiente como para plantear condenas contundentes, menos para hablar de algún tipo de seguridad adicional.

El Consejo de Seguridad Nacional y el Ministerio de Relaciones Exteriores están trabajando activamente para garantizar la seguridad de los israelíes en todo el mundo, subrayando su compromiso de proteger el bienestar de los ciudadanos israelíes a nivel global. Es crucial que las autoridades mexicanas redoblen sus esfuerzos para asegurar la protección, principalmente de los niños y sus madres, en medio de este preocupante aumento del discurso de odio.

Por parte de organizaciones feministas se tomó la determinación de anunciar un “viernes de solidaridad sin salir de casa” en que se ha decidido cancelar la participación en eventos públicos en solidaridad con las mujeres e infancias de la comunidad judía, elevando una oración de paz para Palestina y una exigencia por nombrar aquello que no se nombra: la terrible justificación de crímenes de lesa humanidad, la tolerancia a los discursos de odio contra personas que son mexicanas también, el discurso contra judíos solo por ser judíos, el mismo discurso que los falsos nacionalistas han difundido contra Claudia Sheinbaum, la necesidad de frenar el miedo. Nombrar es parte de romper el silencio.

8 comentarios en «El creciente discurso de odio: Un llamado a la acción para proteger a la comunidad judía en México»
  1. La tibieza de las autoridades de México para condenar de manera formal, incontrovertible y directa la terrible masacre ejercida por los terroristas de Hamas a la población civil en Israel muestra la verdadera naturaleza del gobierno actual como un aliado tácito por omisión a los estados totalitarios y autócratas. No condenó la invasión a Ucrania y no está condenando la masacre irracional en Israel.

    Responder
    • Masacre? Dijo masacre?
      ¿Entonces la muerte de los judíos inocentes es más valiosa que la sangre de los palestinos inocentes?
      Creo que tomar partido por una u otra causa, obvio, tendrá una reacción negativa del otro involucrado. Vamos lleven su guerra y sus propios problemas lejos de aquí y no pidan protección al Gobierno Mexicano de un conflicto que no es nuestro y que tratan de que involucrarlo con discursos de odio.

      Responder
      • jOSE pEREZ , TRISTE E INACEPTABLE TU REFLEXION QUE INYECTA Y PERSPIRA ODIO ANTISEMITICO.uNA LINEA MUY DELGADA ENTRE LA IGNORANCIA Y EL ANTISEMITISMO.

        Responder
        • Perdón es bastante difícil tratar de leer lo que escribe. Tiene una pésima ortografía y redacción pero, de lo poco que entendí de lo que escribe, Ud me acusa de antisemita y eso es otro discurso de odio. Yo no soy antisemita ni anti musulmán solo pido no traigan aquí su guerra. No es un partido de fútbol donde unos u otros echan porras a su equipo preferido. Es una guerra que puede terminar en un conflicto global… ¿Lo entiende?

          Responder
  2. El discurso de odio?
    Entendí bien?…
    Acaso los comentarios en contra del Presidente de México AMLO no son discursos de odio por no tomar partido por Israelíes o Palestinos?
    Ahora tienen miedo de que los enemigos de los Israelitas les agredan en México y quieren protección?
    Si el Presidente de México abogara por Israelíes se hará enemigo de los Palestinos y si abogara por los Palestinos se hará enemigo de los Israelitas? Vamos solo vean como en muchos lugares del mundo ya tienen miedo de la venganza de uno u otro beligerante y llaman “terroristas” solo a los musulmanes… ¡LLEVENSE SU GUERRA LEJOS DE MÉXICO QUE BASTANTES PROBLEMAS TENEMOS YA COMO PARA ESTAR TRATANDO DE QUEDAR BIEN CON UNO U OTRO!
    Dejen su discurso de odio y cosechen lo que han sembrado durante siglos por favor y dejen a México lejos de su guerra pues solo queremos resolver nuestros propios problemas como para querer resolver los de otros…

    Responder
  3. Las masacres irracionales son deplorables para cualquier población, en cualquier lugar del mundo, por cualquiera que las ejerza. Si lópez, como representante del país ante el mundo, con tibieza por tener compromisos “morales” con gobiernos terroristas y autóctratas no condena nada, en alguna forma, valida y acepta tácitamente la barbarie.

    Responder

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Artículos Relacionados: