El Ministerio Público Fiscal, organismo que nuclea a los fiscales de la Ciudad de y el CIPPEC (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento), en un plan de revisión integral de la institucional, solicitaron al Centro Wiesenthal una capacitación para identificar cuando un acto antisemita puede ser perseguido criminalmente.

El Dr. Ariel Gelblung, Director del Centro para América Latina, expuso ante los fiscales especializados y diversos funcionarios los lineamientos para diferenciar los conceptos de Discurso de Odio del de Libertad de Expresión, utilizados como equivalentes por los antisemitas para ampararse jurídicamente de sus ataques.

 

El corazón de la capacitación fue como la Ley Antidiscriminatoria se complementa con la Definición de de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA), adoptada por el cuerpo legal Argentino, dando sustento a la persecución de actos antijurídicos y como identificarlos.

“Cuando el es un delito, se combate con la ley en la mano. El primer paso fue adoptar la Definición Práctica de por parte de la Nación y la Ciudad en 2020. Ahora, los funcionarios deben comprender su naturaleza y tener elementos para identificar cuando la discriminación antisemita y políticas públicas para perseguirla”, sostuvo el Dr. Gelblung. Y continuó: "la Ciudad de exhibe un ejemplo a seguir por el resto de las jurisdicciones. Así como trabajamos para que naciones, organismos públicos e instituciones privadas de América Latina adopten la Definición Práctica, el Centro Wiesenthal tiene elementos para capacitar a los funcionarios en su aplicación práctica. Estamos más que dispuestos a hacerlo. La lucha contra el es concreta y no retórica.”