Diario Judío México - El Gobierno ha concedido en el último año la nacionalidad española por carta de naturaleza a 4.522 sefardíes, descendientes de los judíos que fueron expulsados en 1492 por un edicto de los Reyes Católicos.

Hoy se cumple un año de la entrada en vigor de la ley del 24 de junio de 2015 que otorga la nacionalidad española a los descendientes de los sefardíes, recuerda en un comunicado la Federación de Comunidades Judías en .

La entrada en vigor de la ley ha supuesto hasta el momento la concesión de la nacionalidad española por carta de naturaleza a 4.522 personas, a través de dos reales decretos del 2 de octubre de 2015 y del 5 de agosto de 2016.

La ley que otorga la nacionalidad española a los sefardíes establece que el procedimiento de nacionalidad será electrónico y que la solicitud se formulará en castellano e irá dirigida a la Dirección General de los Registros y el Notariado.

La condición de sefardí originario de podrá acreditarse con un certificado expedido por el Presidente de la Comisión Permanente de la Federación de Comunidades Judías de , el cargo análogo de la comunidad judía de residencia o de la autoridad rabínica competente.

También servirá la acreditación del uso como idioma familiar del judeoespañol, o ladino, o por otros indicios que demuestren la tradición de pertenencia a tal comunidad, como la partida de nacimiento o el certificado de matrimonio en el que conste su celebración según las tradiciones de Castilla.

Se aceptará como prueba un informe motivado, emitido por una entidad de competencia suficiente, que acredite la pertenencia de los apellidos del solicitante al linaje sefardí de origen español.

La Federación de Comunidades Judías de ha emitido en el último año más de 1.700 certificados que acreditan el origen sefardí de los solicitantes.

En total, se han recibido 2.949 solicitudes, la mayoría de personas no residentes en , procedentes de países como Israel, Venezuela, Estados Unidos, Argentina y Turquía.

Ante las dificultades que la Federación de Comunidades Judías de está constatando que existen para muchos descendientes de sefardíes durante el proceso, solicita al Gobierno que considere reformar algún punto de la ley con el fin de facilitar el acceso a un mayor número de personas deseosas de recuperar lo que, dice, nunca debió perderse. EFE