En el marco del Día Internacional de las Víctimas del Holocausto, Khamenei señaló que "no está claro si es una realidad o no".

En un video publicado por los medios oficiales del clérigo, el iraní atacó a y Estados Unidos y dijo que el gobierno norteamericano "ayudó al falso régimen sionista".

De acuerdo con una traducción hecha por el Instituto de Investigación Mediática de Medio Oriente, el líder supremo de Irán volvió aseguró que "mientras que dicen en sus consignas que se oponen al terrorismo e ISIS, ellos mienten, dicen cosas que no son ciertas", manifestó al momento que se podían observar imágenes del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el presidente norteamericano, Barack Obama.

"Nadie en los países europeos se atreve a hablar sobre el Holocausto. Si bien no está claro si el núcleo de este asunto es una realidad o no, incluso si es una realidad, no está claro cómo ocurrió", fustigó Khamenei, quien volvió a negar la muerte de seis millones de judíos a manos del nazismo: "Si hablas del Holocausto y expresas dudas sobre él, esto es considerado un gran pecado. Si alguien hace esto lo arrestan, encarcelan y demandan. Esto es, mientras dicen ser defensores de la libertad".

Por último, el clérigo añadió que "esta es la ignorancia que existe en el mundo de hoy", y llamó a los "hermanos", al "pueblo de Irán", y a los "musulmanes", a estar "despiertos". "Deben saber que podemos estar en contra de la ignorancia", culminó.

En paralelo, la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, envió recientemente una carta de queja a funcionarios del gobierno iraní sobre su concurso de caricaturas del Holocausto previsto para junio, según confirmó la organización a The Jerusalem Post, ayer martes.

El ganador recibirá un premio en efectivo de 50.000 dólares. Se espera que el evento atraiga a participantes de 50 países, según la agencia de noticias IRNA.
Los organizadores dijeron a IRNA el mes pasado que la “Cartoon Biennial” no significa a “aprobar o negar el Holocausto”, sino simplemente para enaltecer el tema.

Un representante de la UNESCO dijo que el concurso de caricaturas del Holocausto es “completamente opuesto al espíritu de la UNESCO y a los programas actuales y publicaciones que la UNESCO ha estado poniendo a cabo durante décadas”.

El representante señaló que la preocupación es por el discurso de odio y el racismo que ha estado en la agenda de la organización desde su creación.