Diario Judío México - El partido Likud fijó este miércoles la celebración de elecciones primarias para el próximo 26 de diciembre, lo que reta la continuidad del primer ministro en funciones de , Benjamín Netanyahu, al frente de la formación y de cara a las terceras elecciones, que previsiblemente se convocarán esta medianoche.

“Las primarias del Likud se llevarán a cabo probablemente el 26 de diciembre, sujetas a su viabilidad logística”, informó una portavoz de la organización, después de que este domingo cancelaran las primarias de la lista de partido, en medio de las negociaciones para desbloquear la situación política.

Según concretó, si uno de sus miembros consigue desbancar a Netanyahu y quedar en primera posición, será quien encabece la lista del partido ante una nueva convocatoria electoral.

Las previsibles terceras elecciones se convocarán hacia la medianoche de este miércoles, cuando termina el plazo del Parlamento (Knéset) para elegir a un candidato que haga un último intento de formar Gobierno en .

Pero ante la falta de acuerdos y de un diputado con el apoyo de 61 de los 120 diputados de la Cámara, y tras presentarse el martes un proyecto de ley para ir a comicios el 2 de marzo,  parece encaminado a terceras elecciones en menos de un año, un escenario sin precedentes en el que los partidos deberán volver a jugar sus cartas para intentar desbloquear el embrollo vigente.

Netanyahu, acusado desde noviembre de cohecho, fraude y abuso de confianza en tres casos de corrupción, lo que ha supuesto uno de los escollos que ha impedido un acuerdo de gobierno de unidad con su rival, el centrista Benny Gantz, mantiene el apoyo de gran parte de su partido, aunque también hay voces internas que se le oponen.

SAAR DISPUTARÁ LIDERAZGO A NETANYAHU

El dirigente de alto rango que ha tomado el timón en esta disputa es Guideon Saar, que presionó para que el partido acordara la celebración de unas primarias en las que él mismo se presentará para disputar el liderazgo a Netanyahu, apodado “Bibi”.

“Haré una campaña positiva, limpia y pertinente, y presentaré una agenda para el futuro de ”, reaccionó este miércoles Saar a través su cuenta de Twitter, en la que aseguró, “hay una necesidad nacional de un cambio que ponga fin a la crisis política en curso” para formar “un gobierno fuerte y unir al pueblo de ”.

A esta oposición a Netanyahu se suman las dudas legales sobre si el jefe de Gobierno -el primero de la historia de  en ser imputado con cargos penales durante su ejercicio- podría recibir el encargo de formar ejecutivo ante la situación que enfrenta.

Esta cuestión aún no está clara. Según informó hoy la radio del Ejército (Galei Tzáhal), es probable que el fiscal general, Avichai Mandelblit, informe la próxima semana a  la Corte Suprema sobre si tiene la intención de emitir una opinión legal sobre ello, lo que podría incapacitar a Bibi para tener la posibilidad de revalidar un quinto mandato en caso de obtener un buen resultado en otras elecciones.

NETANYAHU OBTENDRÍA SOLO 33 ESCAÑOS

Sin embargo, ante una nueva convocatoria electoral, según una encuesta publicada anoche por el Canal 13 de noticias, el Likud liderado por Netanyahu podría obtener solo 33 escaños y quedar ligeramente por debajo de la coalición centrista Azul y Blanco de Gantz, que se llevaría 37 diputados.

El sondeo también valoró el mismo escenario con Saar como primero en la lista. En este caso, el Likud se quedaría solo con 29 asientos en relación a los 35 de Azul y Blanco.