Diario Judío México - El Centro Médico Shaare Zedek de Jerusalén es uno de los hospitales más grandes, con mayor crecimiento y con más prestigio de todo Israel. Sus 4 objetivos son: 1) salvar vidas, 2) aliviar el dolor físico y emocional, 3) capacitar a nuevas generaciones de médicos, y 4) contribuir con investigación médica.

Como parte de su filosofía de aliviar y tratar el dolor físico y emocional de los pacientes, la unidad de Hemodiálisis Pediátrico de Shaare Zedek provee tratamientos de hemodiálisis para niños de 0 a 18 años que sufren de Enfermedad Renal en Etapa Terminal (ESRD por sus siglas en ingles).

El ESRD en la infancia puede dañar el proceso de crecimiento de una persona. Desgraciadamente, los niños que pesan menos de 10 kilos no pueden tener una operación de trasplante de riñón. Por esta razón, la espera para un riñón entre niños puede tardar mucho tiempo en comparación con adultos que sufren la misma enfermedad. A pesar de eso, avances tecnológicos y años de conocimientos y experiencia han dejado a los médicos y enfermeras de Shaare Zedek proveer de hemodiálisis a niños con muy bajo peso. El tratamiento para niños puede llegar a tener que ser ser administrado 3 veces a la semana y en algunos casos hasta 4 a 6 veces a la semana, según la severidad del caso. Evidentemente, todas sus vidas giran alrededor del tratamiento de diálisis.

Para tratar a pacientes tan frágiles y pequey da tratamiento del hospital, yo sin distincisus vidas giran alrededor del tratamiento de diaños, las enfermeras y doctores deben de tener mucha paciencia, dedicación, experiencia técnica y profesionalismo. El equipo multi-profesional del hospital Shaare Zedek está capacitado para ayudar a las familias que sufren esta enfermedad para que puedan lidiar con el tratamiento y sus dificultades. Están capacitados para asistir y dar consejos a las familias.

Durante el tratamiento de diálisis, la sangre del paciente es pasada a través de un riñón artificial fuera del cuerpo del paciente donde son removidas substancias como urea o potasio, que pueden ser peligrosos si se acumulan en la sangre.

La Unidad de Hemodiálisis Pediátrico de Shaare Zedek es la más antigua y fue la única en todo Israel hasta hace una década. Actualmente, niños y jóvenes de todo el país, incluyendo árabes israelíes y palestinos, llegan al hospital para recibir tratamiento. El 70% de los niños atendidos en la Unidad son de origen árabe y conviven con niños judíos en un ambiente de amistad, paz y tranquilidad. Para estas familias, hay muchas más cosas que los une – particularmente los desafíos que implica tener un hijo enfermo – de lo que los divide fuera del hospital, y el hospital recibe y da tratamiento a cada niño sin distinción de raza o religión.

Más información:

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorScooby–Doo! y su pandilla llegan al Teatro Banamex
Artículo siguiente¿Está Trump tratando de perder? (En Inglés)
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.