Tropper, del partido centrista Azul y Blanco, liderado por el titular de Defensa, , acogió hace algunos días a Mark, de nueve años, su madre Lena y su perra, provenientes de una ciudad ubicada entre Jarkiv y Kiev.

“Estamos haciendo lo que podemos para brindarles algo de paz, calidez, un hogar y todo lo que necesiten, tras escapar de la guerra con tan solo una maleta”, señaló el ministro a través de su cuenta de Facebook.

Esta familia ucraniana, precisó Tropper, llegó a Israel a través de un programa que facilitó el acceso de 100 deportistas ucranianos y sus familiares, ya que el niño es jugador de tenis.

El anuncio hoy del ministro coincide con la llegada de un nuevo contingente de personas desde , que eleva el total de llegados de ese país desde comenzar la guerra a 16.858.

De esa cifra, difundida hoy por la Autoridad de Población e Inmigración , 7.880 han llegado a través de la Ley del Retorno, que permite a personas de origen judío radicarse en el país.

Las autoridades israelíes negaron el acceso a 308 ucranianos y 1.304 abandonaron el país tras haber entrado inicialmente.

Tras una polémica en torno a la cantidad de personas que recibiría Israel, el Ministerio de Interior estableció recientemente que todos aquellos ucranianos sin raíces judías que tuvieran familiares con nacionalidad israelí y que sean residentes en el país, podrán obtener visados para entrar.