Reto a quien sea a que cite una democracia parlamentaria que cuente con una coalición de más diversa –en términos raciales, religiosos, étnicos, ideológicos, políticos y nacionales– que la israelí, en la que hay gente de casi todos los colores, desde negros etíopes hasta morenos musulmanes, pasando por atezados sefardíes y pálidos rusos, y procedencias –Asia, África, Europa, América–. El primer ministro es un judío ortodoxo moderno, y comparte Gabinete con fundamentalistas musulmanes, así como con judíos agnósticos y ateos.

El nuevo israelí suma la cifra récord de nueve ministras. El primer ministro es de derechas. El viceprimer ministro y ministro de Exteriores es de izquierdas. Cada opinión política –y son muchas en Israel– está representada en el Ejecutivo. El viejo dicho de “dos judíos, tres opiniones” puede ahora adaptarse a “20 ministros, 30 pareceres”, porque cada uno de los ministros recoge los múltiples pareceres de sus propios partidos.

Da igual todo: los odiadores, especialmente los que militan en la extrema izquierda norteamericana y europea, insisten en caracterizar a Israel como un Estado apartheid. Nada podría estar más lejos de la verdad. Israel muestra una diversidad auténtica, no la de recuelo que caracteriza a tantas instituciones estadounidenses. La norteamericana es simplemente un eufemismo para aludir a una mayor presencia de negros, sobre todo de negros que sostengan las mismas opiniones sobre cuestiones políticas y raciales. Nada que ver con una pluralidad de actitudes, experiencias y puntos de vista.

La mejor prueba la tenemos en Google, que nombró jefe de a un tipo que ha expresado opiniones contrarias a los homosexuales y los judíos. Es inconcebible que Google, con sus vastos recursos y su capacidad para chequear todo, no supiera de sus ideas prejuiciosas. Pero es negro y eso es todo lo que entienden por  Google y tantas otras instituciones norteamericanas. En Israel es diferente, porque es un país inherentemente diverso que se toma la muy en serio.

¿Quiere esto decir que en el Estado nación de los judíos se ha alcanzado la igualdad perfecta? Por supuesto que no. Como toda democracia que brega con cuestiones raciales y étnicas, Israel dista mucho de ser perfecta. Sus leyes dictan la igualdad, pero persisten las prácticas discriminatorias contra ciertos grupos de judíos y musulmanes. Los tribunales israelíes adoptan de continuo decisiones que mueven el país hacia la completa igualdad, pero nunca podrán conseguir ese resultado por sí solos.

Por otro lado, Israel es el Estado nación del pueblo judío, y como tal puede conceder los mismos derechos civiles, legales, religiosos, lingüísticos y políticos a sus ciudadanos no judíos. Pero no los mismos derechos nacionales. El Estado se creó para ser judío en carácter y para no discriminar contra los judíos en asuntos de inmigración o religión. Es el único Estado judío en un mundo que discriminó a los judíos durante milenios y que se mantuvo al margen mientras seis millones de ellos eran asesinados.

Muchos otros países, Estados y regiones del mundo tienen más rasgos nacionales y religiosos con menos justificación histórica. Todos los países de mayoría musulmana son oficialmente Estados islámicos, y conceden a los musulmanes considerables beneficios. Inglaterra es un Estado anglicano con una religión oficial. El catolicismo es la religión oficial en varios países europeos. Multitud de emblemas y banderas nacionales lucen cruces, medias lunas u otros símbolos religiosos. Son varios los himnos nacionales que hacen referencia a la religión.

Numerosos países cuentan con leyes de retorno que favorecen a determinados grupos étnicos o religiosos. Varios Estados árabes imponen restricciones para acceder a la nacionalidad y la propiedad de la tierra. Etcétera. Pero Israel es el único país cotidianamente condenado por sus leyes de retorno, su observancia de las festividades judías, su bandera y su exención del servicio militar para la mayoría de los árabes (y para los judíos que se dedican a estudiar a tiempo completo en seminarios religiosos).

Aun con estas contadas excepciones –históricamente justificadas–, Israel se encuentra entre las naciones más comprometidas con la consecución de la igualdad para todos sus ciudadanos.

Las buenas noticias son que Israel por fin se ha dotado de un Gobierno, y que éste se cuenta entre los más diversos de la de la democracia. Las malas son que esa misma diversidad –particularmente de orden político e ideológico– hace de tal uno de los más inestables de la de la democracia. Se ha impuesto en la Knéset con 60 votos de 120 posibles –y una abstención–. Así que permanezcan atentos a cómo se las apaña para sobrevivir a los desafíos de la diversidad. Pero, mientras tanto, dejen de demonizar a Israel y de tacharlo de Estado apartheid o antidemocrático.

© Versión original (en inglés): Gatestone Institute
© Versión en español: Revista El Medio

1 COMENTARIO

  1. Buenas noches mi nombre es Diego Gonzalez.
    Saludos desde Colombia.

    Quemuy buen articulo necesitaba entender lo que estaba pasando en Israel ya que se ve un nerviosismo generalizado em todas las cominidades religiosas. temor.. No se... Y por otro lado las palabras del ex primer ministro hablando que este nuevo gobierno sera un fracaso.....

    Soloquiero un israel donde ser judio se a un lugar de maxima expresion.. De libertad de..... Donde tambien nos dejer vivir como estado.... Gracias por este articulo. Y deseando que los problemas politicos solo sean del dia a dia y no un granito para crear ese odio gratuito que tanto le ha traido desgracias al pueblo judio y la nacion.
    Felicitaciones por esta revista virtual.

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorDerek Chauvin, sentenciado a 22 años y medio de cárcel por el homicidio de George Floyd
Artículo siguienteLos Israelíes más conocidos en el Mundo
Licenciada en Letras, especializada en Lingüística, escritora, ensayista y poetisa Periodista, experta en Política exterior de Israel y Hasbara (Esclarecimiento). Critica literaria y correctora de editorial. Música y cantautora. Nacida en Buenos Aires, creció y estudio en Mendoza, Argentina. Ciudadana Israelí, radicada en Beer Sheva, Israel. Obtuvo premios literarios en Argentina, entre ellos un ensayo titulado "Israel" en la Ciudad de concepción del Uruguay, Argentina. Primer premio y Mención de honor. En el año 2002 llega a Israel y retoma su carrera profesional como escritora y periodista. En Israel fundó Porisrael.org, página de hasbara, contra la mentira y el antisemitismo. Armo la Cadena de Hasbara bajo el lema de JUNTOS SOMOS MÁS, uniendo a todas las páginas que se dedican al tema, para enfrentar la guerra mediática contra Israel. Participo como panelista y cerro con su Disertación: "La Función de los Medios en el Proceso de Paz" en el Congreso Mundial por la Paz que se realizo en la Universidad de Haifa, el 26 de Julio del 2004. En el 2008 estuvo en España, en Lérida/Lleida, dando conferencias y fue becada por la Universidad del rey Juan Carlos en Aranjuez para hacer un curso sobre los logros de Israel En Junio del 2009 fundo DORI LUSTRON- PORISRAEL FOUNDATION, una ONG para intensificar la tarea de hasbara a través de estudios, conferencias e investigación. En mayo del 2010 fue a Argentina en gira de conferencias: Mendoza y Buenos Aires. Hablo en Bnai Brith auspiciada por OSA, en ORT, en el Seminario Rabinico Latinoamericano y en la Comunidad Gesang En octubre del 2010 fue de gira de conferencias por países de Centro y Sudamérica: Panamá, Honduras y Ecuador, invitada por Bnai Brith con mucho éxito. Visitas a programas de radio y TV, a las universidades de Louville, en Panamá y a la de san Francisco en Quito, Ecuador. Debates con estudiantes de las universidades y de las escuelas secundarias judías de los distintos países Colaboradora en varias publicaciones como minutodigital.com y gentiuno.com y Administradora de www.porisrael.org desde el 27 de enero del 2004. Tiene una cadena de reenvios de mails de hasbara de miles de lectores que difunden su material y es publicada en blogs y paginas de toda la red... El proyecto PORISRAEL abarca varios programas además de la página y la cadena de reenvios: conferencias, entradas en universidades, radios, televisión y esclarecimiento a nivel masivo en los medios de difusión. Se busca esclarecer la posición de Israel en el Conflicto de Medio Oriente, combatir el antisemitismo y el terrorismo fundamentalista islámico, enfrentar la islamización de Europa y concretar actividades que esclarezcan con la verdad. Concretar la idea que"PARA UNA HASBARA EFECTIVA, JUNTOS SOMOS MAS" La hasbara es una cuestión de todos y así debemos asumirlo.