Diario Judío México - “Con ocasión de las fes­ti­vi­da­des solemnes de Rosh Has­ha­ná, Yom Ki­pur y Su­cot“, escribió el Pontífice, “me complace ofrecerles a ustedes y a la Co­mu­ni­dad Judía de Roma mis más sinceros de­seos. Es­pe­ro de co­ra­zón que las pró­xi­mas fes­ti­vi­da­des, reavi­van la me­mo­ria de los be­ne­fi­cios re­ci­bi­dos del Al­tí­si­mo, y que sean para las Co­mu­ni­da­des ju­días del mun­do una fuen­te de nue­vas gra­cias y de con­sue­lo es­pi­ri­tual”.

De este modo, el Santo Padre expresó su deseo de que “el Al­tí­si­mo nos ben­di­ga con el don de la paz y nos ins­pi­re un ma­yor com­pro­mi­so para pro­mo­ver­la in­can­sa­ble­men­te, y que, en su in­fi­ni­ta bon­dad, for­ta­lez­ca en to­das par­tes nues­tros la­zos de amis­tad y el de­seo de fo­men­tar el diá­lo­go cons­tan­te para el bien de to­dos”.

Rosh Hashaná es conocido como el “año nuevo judío” y se celebró entre el 9 y el 11 de septiembre. El Yom Kipur, o día del arrepentimiento, se celebra del 18 al 19 de septiembre; y el , donde se celebraba la cosecha de las uvas, además de recordarle a todos las dificultades de los 40 años de viaje por el desierto rumbo a la Tierra Prometida, y las lecciones aprendidas en ese período en el que el pueblo vivió en tiendas en Egipto y Canaán, del 23 al 30 de septiembre

La carta tiene un saludo escrito en hebreo, “¡Shalom Alejem!“, que es el utilizado tradicionalmente cuando dos judíos se encuentran y significa ‘que la paz esté con ustedes‘. La frase también es una canción que se canta los días viernes, donde se le pide a Dios “que bendiga nuestro hogar con paz, que no haya conflictos entre amigos ni familiares“.