El Parlamento sirio ha denunciado como “inválida” la Declaración Balfour de 1917, que estableció el objetivo de Gran Bretaña de establecer un hogar nacional para el pueblo judío en Palestina, diciendo que el gobierno y la nación sirios continuarán apoyando a los palestinos hasta que se restablezcan por completo sus derechos legítimos.

El Parlamento, en un comunicado emitido en el 104 aniversario de la ominosa declaración, dijo que esta fue realizada por aquellos que no estaban en condiciones de hacerlo y otorgó derechos a aquellos que no merecen tales privilegios.

Por lo tanto, la declaración viola claramente las normas más fundamentales del derecho internacional, subrayó.

“Lo que está ocurriendo actualmente en Palestina es el resultado del derecho que el entonces ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido, Arthur Balfour, otorgó al movimiento sionista global el 2 de noviembre de 1917”, se lee en el comunicado, según la agencia oficial de noticias SANA.

“Incluyó el establecimiento de un hogar nacional para los judíos en Palestina, y los palestinos fueron posteriormente sometidos a las formas más duras de opresión y agresión”, explicó el Parlamento sirio.

La Declaración Balfour llegó en forma de carta del entonces secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Arthur Balfour, dirigida a Lionel Walter Rothschild, un testaferro de la comunidad judía británica. Fue publicada el 2 de noviembre de 1917.

La declaración fue hecha hacia finales de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y se incluyó en los términos del Mandato Británico para Palestina después de la disolución del Imperio Otomano.

Es ampliamente vista como la precursora de la Nakba palestina de 1948, cuando los grupos paramilitares armados sionistas, que fueron entrenados y creados para luchar codo a codo con los británicos en la Segunda Guerra Mundial, expulsaron por la fuerza a más de 750.000 palestinos de su tierra natal.

La legislatura también destacó que se están ejerciendo prácticas agresivas contra los palestinos en la forma de los brutales intentos del régimen de Tel Aviv de subyugar al pueblo palestino, los esfuerzos para frustrar la resolución del conflicto israelo-palestino de décadas y la imposición de dictados y condiciones por parte de potencias coloniales e imperialistas lideradas por EEUU.

“La causa palestina siempre ha sido el tema principal y central en Siria. Es por eso que el pueblo sirio ha soportado los ataques terroristas y las brutales sanciones en los últimos años”, dice el comunicado.

Subrayó que los intentos dirigidos a socavar la postura firme y de principios del gobierno de Damasco hacia la nación palestina han fracasado estrepitosamente.