"El 11 de septiembre, las Torres Gemelas se derrumbaron y derribaron los cielos con ellas. El mundo cambió.

"Yo trabajaba en un bufete de abogados de Tel Aviv en ese momento. Recuerdo haber visto las noticias con horror. Venía de un país donde durante los últimos años, autobuses, cafés y restaurantes habían sido volados por terroristas suicidas con una ideología asesina, cobrando la vida de tantos israelíes, las escenas parecían familiares, pero la escala y la magnitud no tenían precedentes.

"Mañana se cumplen veinte años desde los terribles ataques del 11 de septiembre. Israel permanecerá para siempre con Estados Unidos, nuestro mayor aliado. Recordamos a las miles de víctimas, abrazamos a los huérfanos y viudas, a los padres, amigos y familias en duelo, y también a los sobrevivientes, y saludamos a los valientes hombres y mujeres que corrieron hacia las llamas y los escombros con la esperanza de salvar vidas humanas.

"Como naciones amantes de la paz, debemos asegurarnos de que nuestro compromiso compartido con la defensa de la vida y la libertad triunfe sobre cualquier terrorista que desee hacer llover atrocidades en nuestras costas".