• No debato con Presidentes Municipales que están en los últimos lugares de aprobación ciudadana
  • Que defienda con argumentos válidos su reforma que impuso en el Congreso del estado de México

El presidente municipal de , Enrique Vargas del Villar, lamentó que el senador de Morena, Higinio Martínez, haya decidido no debatir con él, pese a que públicamente lo retó para defender su reforma aprobada sobre la disminución de Síndicos y Regidores, que entre muchos negativos traerá el despido de cientos de trabajadores.

La negativa a debatir y nombrar a otros en su lugar, lo único que deja en claro: “Es que usted no tuvo la altura para debatir y argumentar su reforma conmigo, cuando la tenga estoy listo para debatir con datos y argumentos”.

Vargas del Villar se dijo listo para el encuentro con el Senador, porque él no debate con Presidentes Municipales que están en los últimos lugares de aceptación ciudadana.

El presidente municipal de Huixquilucan, puntualizó que defenderá su postura ante las instancias correspondientes, toda vez que no se puede permitir que por intereses políticos, pretendan no solo avasallar a los partidos minoritarios, sino dejar sin empleo a cientos de personas.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa persecución religiosa de China y sus cómplices
Artículo siguienteII. Ascenso y declive de Benjamín Netanyahu: Primeros pasos