El supermercado kosher judío de París que fue lugar de un atentado sangriento y toma de rehenes durante un golpe jidahista en enero reabrirá sus puertas el domingo, dijeron fuentes de la administración.

El negocio ha sido renovado completamente y tendrá una reinauguración con un nuevo personal, agregaron, informó el medio israelí Arutz Sheva.

La tienda “Hyper Cacher” en la parte este de la ciudad francesa quedó enormemente dañada durante el ataque del 9 de enero, cuando el terrorista islamista Amedy Coulibaly asesinó a cuatro rehenes judíos antes de que la policía lo matara al entrar al edificio.

El asalto ocurrió dos días después de que otros jidahistas mataran a 12 personas en las oficinas de la revista satírica Charlie Hebdo.

En Francia, hogar de una de las comunidades judías más grandes de Europa, que se estima que es de 600.000 miembros, muchos están considerando dejar el país mientras aumenta el número de incidentes y ataques antisemitas. Además, éste ha sido nombrado como el país más peligroso para judíos en Occidente y se reportó que el allí se duplicó en el 2014.