En un concluyente comunicado, la institución que tiene el control jurisdiccional en materia deportiva reconoció que “cometió graves violaciones de las reglas de la FIJ, y que se deben imponer sanciones”.

Sin embargo, precisó que el organismo internacional se extralimitó en su autoridad con una prohibición de dicha magnitud, considerando que la suspensión ilimitada “no tiene base legal en las regulaciones de la FIJ”. En consecuencia, el TAS anuló la decisión tomada por la Comisión Disciplinaria de la FIJ en octubre de 2019. El caso se envió nuevamente a un panel disciplinario de la institución para su revisión.

Esta decisión surge como resultado de la apelación presentada por la federación iraní.

¿Qué ocurrió?

La situación se remonta al Mundial de celebrado en Tokio en el año 2019. En ese entonces, el judoka iraní Saied Mollaei fue forzado por la federación de su país para retirarse de la competencia. De este modo, evitaría un posible cruce con un deportista í.

El iraní fue presionado para que pierda por el viceministro de Deporte de Irán, Davar Zani. La investigación de la FIJ concluyó en que el presidente del Comité Olímpico Iraní, Reza Salehi Amri, dijo a Mollaei minutos antes de la semifinal que los servicios de seguridad estaban en la casa de sus padres en Teherán.

En aquel entonces, la FIJ había anunciado la medida de suspensión de forma temporal. Algunos meses después la ratificó en forma definitiva.

Tras la situación, Mollaei debió abandonar la República Islámica y ahora compite representando a Mongolia. Además, mantiene un vínculo con su colega Sagi Muki, el representante israelí a quien no pudo enfrentar en aquel entonces.

Sagi Muki junto a Saied Mollaei. Foto: Instagram @sagi_muki

“Este es un gran mensaje para el mundo”, expresó Muki a Kan. “Esto es algo que puede incluso acercar a Israel, muestra simplemente como los pueden unir a la gente y romper las fronteras”, declaró el deportista israelí.

FuenteAurora Israel

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorBuganvillas, Volcanes y Mar: Mágica Taormina
Artículo siguienteTurquía presiona a Kosovo para que no abra una embajada en Jerusalem