Zabulon Simantov, el último judío de Afganistán, ya está en camino a radicarse en Israel. De 62 años, Simantov logró escapar de su país mediante una compleja operación de rescate.

Moti Kahana, el empresario que financió la extracción de Afganistán, aseguró al medio Times of Israel que Simantov se encontraba en Turquía y estaba esperando que el consulado israelí en Estambul aprobara la documentación pertinente.

Aún no hay información oficial sobre el trámite. Además, los protocolos vigentes de COVID-19 probablemente ralenticen el viaje de Simantov.

El mes pasado, Simantov había dialogado con la emisora Kan. Allí, aseguró que estaba «muy ansioso por viajar a Israel y ver a mucha gente allí».

Simantov tiene varios familiares viviendo en Israel. Entre ellos se encuentra su exmujer, de la que se divorció recientemente, luego de mucho tiempo sin acceder a darte el get, el divorcio ritual en el judaísmo.

Además de su exmujer, también viven en Israel sus hermanos y sus hijos. De todos modos, hasta hace poco Simantov aseguraba que no tenía intenciones de vivir en Israel, aunque también afirmaba querer quedarse viviendo en Kabul.

FuenteAURORA

1 COMENTARIO

  1. Los consulados de Israel muchas veces no entienden la premura de las personas que necesitan viajar a Israel y se afincan en peticiones incumplibles

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorSteinmeier recuerda la culpa alemana en el aniversario de la deportación de los judíos
Artículo siguienteBennett: la derecha y los religiosos no mataron a Yitzhak Rabin