El pasado 30 de junio se llevó a cabo una reunión de sobrevivientes de la Shoá de nuestra comunidad y directivos de la Unión Israelita de Caracas en la residencia de la embajada de , por invitación del representante diplomático en Venezuela Daniel Kriener y su esposa Petra de Kriener.

La reunión tuvo como objetivo que los sobrevivientes narraran sus experiencias, y además se abordó el preocupante incremento mundial del antisemitismo. Participaron Julia Cohen, Otto Gratzer, Susy Iglicki, Hilda Katz, Freddy Schreiber y señora, y Juan Tobias y señora.

En-casa-del embajador de-Alemania

El embajador Daniel Kriener, al centro, con los invitados de la comunidad

Por parte de la UIC asistieron su presidente, Eduardo Kuperstein, el secretario Eduardo Wertenstein y el rabino Eitan Weisman, además del ex presidente Martín Goldberg. También estuvo invitado Tomás Osers, presidente del Comité Venezolano de Yad Vashem.

El encuentro incluyó asimismo al profesor de del Colegio Humboldt de Caracas, Ruben Kelker, quien comentó que el tema del nazismo forma parte del pensum requerido para obtener el título de bachiller en esa institución.

El cálido encuentro incluyó un almuerzo kasher, con las bendiciones a cargo del rabino Weisman.

FuenteNuevo Mundo Israelita

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa grandeza de Dios
Artículo siguienteVino, viajes y otros placeres