“Si yo tengo que calificar cómo son las relaciones entre e Israel, digo que son buenas. ¿Estamos siempre de acuerdo? No”.

Estas palabras pertenecen a Galit Ronen, embajadora de Israel en Argentina, quien pasó por Córdoba en una visita programada desde el año pasado y que, por la pandemia del virus Covid, recién se concretó esta semana.

En diálogo con La Voz destacó el buen diálogo que tiene con el gobierno de Alberto Fernández, pero advirtió que a su país le preocupa la presencia de Irán en Latinoamérica.

El gobierno argentino dio señales que tensaron la relación con el pueblo judío. En mayo votó a favor de una iniciativa para investigar presuntas violaciones a los derechos humanos por parte de Israel en el conflicto con Hamas.

Además, este mes el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, compartió en su cuenta de Twitter el comunicado de una agrupación denominada Llamamiento Argentino Judío, que desconocía la representatividad de la Daia, aunque luego lo borró.

“Estamos haciendo mucho esfuerzo. Al final las relaciones entre los países son como las relaciones en la pareja, a veces hay desacuerdos y hay que superarlos”, destacó.

Para Israel es una preocupación creciente el pie que puso Irán en la región a través del chavismo.

“Irán mandó cuatro barcos con nafta a Venezuela. Para nosotros es preocupante lo que está haciendo Irán en Latinoamérica porque es un país que a plena luz del día asegura que Israel tiene que desaparecer del mapa del mundo y nosotros, con la experiencia que tenemos, lo tomamos en serio. Hoy con Venezuela no tenemos relaciones, no hay embadaja, muchos judíos emigraron y quedó una colectividad muy pequeña”, resalta.

En este marco, evitó pronunciarse sobre el fallo del Tribunal Oral Federal N°8 en Buenos Aires, a inicios de este mes, que sobreseyó a la vicepresidenta Cristina Fernández y a otros 11 imputados más en la causa que investigó el acuerdo del Memorándum con Irán.

“Nosotros no intervenimos en cuestiones internas en Argentina. Sí queremos acompañar a las víctimas, pero lo que haga la Justicia es algo interno del país, no vamos a meternos en estos procesos. La embajada no representa a la colectividad, sino al estado de Israel”, explicó.

La diplomática prefirió recordar que la primera visita de Alberto Fernández como jefe de Estado fue a Israel en enero de 2020, y que fue el segundo presidente argentino, después de Carlos Menem en 1991, en llegar a este país desde la creación del estado israelí.

También reconoció que adoptó la definición de de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA, según sus siglas en inglés).

A su vez, resaltó que, por sus propias gestiones, en pleno cepo a las exportaciones de carne, el gobierno nacional reabrió los envíos de carne kosher a partir de agosto pasado. exportó el año pasado 27.500 toneladas, ubicándose como tercer proveedor; a esto se estableció una cuota adicional de 3.500 toneladas. Claro que, previamente, la propia embajadora había dicho que si el país “decide no vender más carne a Israel, nuestro país buscará otro proveedor”, desatando el nerviosismo en los industriales locales, ya que Uruguay y Paraguay son competidores directos.

INICIATIVAS EN CÓRDOBA

En el marco de su visita a Córdoba, Galit Ronen se reunió con el gobernador Juan Schiaretti, para dar continuidad a una agenda conjunta que nació de una misión a Israel que realizaron la Provincia, el municipio, empresarios y el sector académico a inicios de 2020, antes de la pandemia.

También mantuvo un encuentro con el intendente Martín Llaryora, con quien analizaron un convenio de hermandad con la ciudad de Tel Aviv-Yafo. El jefe del Palacio 6 de Julio fue invitado a participar de la 8° Cumbre Anual de Movilidad Inteligente, el 8 y 9 de noviembre próximos en Israel.

Entre otras iniciativas, también anunció en ámbitos empresarios y académicos la realización a lo largo del próximo mes del programa de formación “Buenas Prácticas para la Innovación. El modelo israelí”. Se trata de una iniciativa conjunta del Ministerio de Ciencia y Tecnología de Córdoba, la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), la Embajada de Israel y el Consulado local.

Vínculos. En viven entre 150 mil y 180 mil judíos, lo que constituye la quinta comunidad en el mundo fuera de ese país. En Israel viven 85 mil argentinos, lo que representa 0,9 por ciento del total de población israelí. En el marco de la crisis local que se profundizó con la pandemia, aumentó la cantidad de argentinos que regularmente se van a vivir a Israel subió de 200 a 500, cifra que por ahora no preocupa a la embajada de ese país.