Diario Judío México - La empresa israelí Valtech Cardio, de la ciudad de Or Yehuda, que desarrolla las revolucionarias válvulas cardíacas de reemplazo, está siendo adquirida por HeartWare International de los por un precio de compra que podría alcanzar los mil millones de dólares. Antes de la adquisición, la inversión en Valtech, que fue fundada en 2006, se limitaba a la relativamente modesta suma de 70 millones de dólares.

La tecnología de Valtech se utiliza para tratar los problemas más comunes de las condiciones de las válvulas del corazón mitral, la regurgitación de la válvula mitral y la regurgitación de la válvula tricúspide. El inversor inicial en la empresa, que cuenta con una plantilla de 50 personas, fue el Fondo Peregrine Ventures, que posee una participación del 10% en Valtech para una inversión relativamente pequeña de 1,5 millones de dólares. Valtech comenzó en una incubadora de Peregrine.

Bajo los términos de la adquisición, en el cierre, HeartWave, con sede en Framingham, Massachusetts, que cotiza en la bolsa Nasdaq a un valor de mercado de 1.4 mil millones de dólares, proveerá 356 millones en acciones a las partes interesadas de Valtech y otros 65 millones por si el segundo producto de Valtech, Cardioband, recibe la aprobación de la marca CE, que autoriza para la venta en .
Los accionistas de Valtech recibirán órdenes de un valor de entre 60 millones y 120 millones de dólares después de que la compañía alcance 75 millones de dólares de ventas en un período de 12 meses. Los propietarios de Valtech también recibirán 375 millones en efectivo o acciones, a elección de HeartWave, después que las ventas de productos en 12 meses de Valtech alcancen los 540 millones de dólares.

Valtech alcanzará ese objetivo dentro de tres o cuatro años, pero se pagará la compensación adicional a los accionistas de Valtech incluso si el nivel de ventas no se alcanza durante diez años.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anterior¡GRATIS!
 “La Calle de la Amargura”, de Arturo Ripstein
Artículo siguienteDescanse en paz el Sr. Salomón Levy Nadjari Z”L (Semy)
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.