La empresa israelí Masada Armor ha fabricado una mochila (foto) que se transforma en chaleco antibalas y tiene mucha demanda en los tras los reiterados tiroteos producidos en los últimos tiempos dentro o cerca de establecimientos educativos.

La parte delantera del aparato defensivo se almacena dentro del contenedor y un adulto tarda alrededor de un segundo en extraerla.

El modelo básico cuesta unos 500 dólares, pesa 3 kilogramos y protege contra balas de pistolas 9 milímetros, mientras que hay otra de 5 kilos, que por más de 700 dólares ofrece protección contra rifles de asalto.