Diario Judío México - Los tres manuscritos de , con los que inicia propiamente la literatura judía en la América española durante el siglo 16 y que habían permanecido fuera de más de ocho décadas, fueron recuperados por el gobierno mexicano y estarán bajo el resguardo de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia (BNAH).

El Instituto Nacional de Antropología e Historia dio a conocer que el filántropo Leonard L. Milberg fue quien dio aviso de la existencia de estos documentos, sustraídos ilegalmente del país en 1932 por Jacob Nachbin, de ascendencia judía, polaca, brasileña y estadounidense. El también coleccionista decidió adquirir los documentos y donarlos al gobierno mexicano, con la única petición de poder mostrarlos previamente en una exposición en el Museo de la Sociedad Histórica de Nueva York.

El documento histórico fue entregado de manera formal el 21 de marzo en la cancillería de la Ciudad de , mediante un acta de entrega-recepción signada por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y la BNAH. El protocolo se hizo el marco de las Bases de Coordinación para Procurar la Recuperación de Monumentos Arqueológicos, Monumentos Históricos, Monumentos Artísticos y Vestigios o Restos Fósiles Ilícitamente Sustraídos del Territorio Nacional, suscritas por la SRE, la Procuraduría General de la República, el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura.