Diario Judío México -

Unidades armadas de los rebeldes libios lanzaron un violento asalto al palacio cuartel de Bab El Aziziya y pocas horas después consiguieron el control total del complejo y penetrar en la vivienda del coronel Muammar Gaddafi para izar su bandera.

A primeras horas de la tarde, vehículos todo terreno de los insurgentes recorrían la capital y anunciaban por altavoces que la fortaleza del a partir de ahora antiguo líder libio había caído en sus manos.

“Dios es grande, Bab El Aziziya ha caído, Trípoli es libre”, atronaban el aire docenas de rebeldes mientras disparaban ráfagas de metralletas, según las imágenes difundidas por la cadena de televisión qatarí Al Jazeera.

De acuerdo a reportes emitidos por las cadenas de televisión, los rebeldes comenzaron a saquear el complejo del líder libio e incluso ha extraer armas que se encontraban dentro de la residencia.

En tomas abiertas se puede apreciar grandes columnas de humo en distintos puntos de Trípoli en tanto que gente armada recorre calles de la capital .

También dan cuenta sobre la falta de información sobre el paradero de Muammar Gaddafi y de su familia.

En distintos puntos de la capital se escuchan disparos aunque al parecer estos son hechos por los rebeldes que festejan la toma de la ciudad.

En los alrededores del complejo de Gaddafi hay una gran movilización de rebeldes que tienen copada el área sin que al parecer se registren enfrentamientos con leales al líder libio.

Las fuentes agregaron que las fuerzas leales al régimen que se encontraban en el interior del complejo residencial y militar de seis kilómetros cuadrados y que estaban encargadas de proteger a Gaddafi, depusieron las armas y se rindieron sin apenas resistencia.

Las escenas difundidas por diferentes cadenas de televisión árabes muestran a los insurgentes a pie o a bordo de camionetas circulando por el interior de la fortaleza, en medio de gruesas columnas de humo negro y entre los escombros causados por los bombardeos de los aviones de la OTAN.

Algunos de los rebeldes han destruido una gran estatua de Gaddafi tras derribarla a tierra.

No obstante y también según el corresponsal de Al Jazeera, los revolucionarios han sufrido importantes pérdidas en las primeras horas de la operación, cuando iniciaban los movimientos de aproximación para rodear el complejo.

Las bajas y los heridos son tan importantes que los dirigentes rebeldes han lanzado un llamamiento al personal médico del hospital de Trípoli para que vuelvan a sus puestos de trabajo y también a los habitantes de la ciudad para que donen su sangre.

La operación contra el edificio militar y residencial del antiguo líder libio se decidió al alba del día de hoy, poco tiempo después de la llegada de refuerzos desde los frentes este y oeste.

Aunque el asalto ha sido rápido y victorioso, permanecen zonas de sombra que se ciernen sobre algunos asuntos relativos a Gaddafi y a sus hijos.

La cuestión más urgente concierne a la suerte corrida por el coronel Gaddafi, quien había reiterado que ni capitularía ni se entregaría a los rebeldes.A pesar de que no se ha confirmado el paradero de Gaddafi, el presidente de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), el ruso Kirsan Ilyumzhinov, aseguró que el líder libio se comunicó por teléfono con él le informó que se encuentra en Trípoli y que luchará hasta el final porque no tiene intención de abandonar -

‘Estoy sano y salvo. Me encuentro en Trípoli y no tengo intención de abandonar . No se crean las informaciones falsas de las televisiones occidentales’, dijo Gaddafi durante una conversación telefónica con Ilyumzhinov.

Ilyumzhinov, quien visitó a Gaddafi en junio pasado y jugaron una partida de ajedrez, subrayó que la conversación fue breve debido a razones de seguridad, pero que durante ese espacio el coronel libio se mostró confiado en la victoria y agradeció a quienes aún le apoyan.

‘Estoy seguro de que venceremos. Quiero expresar mi agradecimiento a todas las personas en el mundo que se solidarizan con el pueblo de ’, afirmó Gadafi al ajedrecista

Según la versión que Ilyumzhinov proporcionó a la agencia rusa de noticias Interfax, Gadafi se encuentra con su hijo mayor, Mohamed, quien habría escapado la víspera de manos de los rebeldes libios que entraron un día antes a Trípoli.

Todavía más inquietante: Seif El Islam, el hijo mayor y brazo derecho del coronel, ha aparecido por sorpresa en la televisión poco antes del amanecer, libre y entre sus partidarios, cuando los dirigentes de la rebelión aseguraban que lo habían capturado.

Otro episodio que demuestra la confusión reinante en Trípoli, la huida de Mohamed, hijo del primer matrimonio del coronel, mientras se encontraba en arresto domiciliario.

Incluso el portavoz del gobierno, Moussa Ibrahim, apareció ayer en televisión afirmando que las tropas del régimen controlaban el 70 por ciento de la capital.

Todas estas circunstancias han terminado por poner a los dirigentes rebeldes en una situación comprometida y su sola reacción ha sido minimizar la falsa noticia de la captura de Seif y la huida de Mohamed, afirmando que lo importante es asegurar el control en y alrededor de Trípoli.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.