La Secretaría de Gobierno de la Ciudad de , informó que ayer se colocaron sellos de suspensión de actividades en el Salón Pentatlón, donde el pasado 29 octubre se realizó un concierto promovido por grupos neonazis.

La dependencia informó que en conjunto con verificadores del Instituto de Verificación Administrativa (INVEA) capitalino, se presentaron en el inmueble, utilizado tradicionalmente para adiestramiento militar y ubicado en colonia Santa María la Ribera.

Tras una verificación en materia de desarrollo urbano en las instalaciones, se determinó implementar medidas cautelares toda vez que el recinto no cuenta con el Certificado de Uso de Suelo como salón de fiestas.

En el concierto organizado por la agrupación Desperados División, tocaron grupos españoles y mexicanos del género punk y hardcore, ante unas 300 personas, muchas de ellas rapadas y ataviadas con suásticas y tatuajes nazis, que corearon consignas hitlerianas.

Por otro lado, el titular de la Secretaría de Gobierno, Martí Batres, informó a través de su cuenta de Twitter, que tuvo una reunión con representantes de la comunidad judía en México, en la que coincidieron sumar esfuerzo contra toda expresión neonazi y fascista que se presente en la capital del país.

“Aquí no se permite ningún tipo de concepción que pretenda el exterminio de otras personas”, señaló.

Antes la Comunidad judía en también expresó su condena al citado concierto y expresó su rechazo a cualquier conducta que incite al odio y la violencia, que además atente contra las libertades de las personas.