EXCLUSIVA: Estudiantes judíos de una universidad en temen asistir a clases desde que la revista estudiantil de la institución publicó un artículo antisemita pidiendo “muerte a ”. El consejo de estudiantes se negó a retirarlo en un acto público en el que humilló y se burló del estudiantado judío.

El acto de antisemitismo ocurrió en la Universidad de Adelaide, la tercera institución pública más antigua del país, ubicada en la ciudad de Adelaide, en Meridional.

Habibah Jaghoori, una de las editoras del magazine universitario, llamado On Ditpublicó un artículo titulado “Para Palestina, no hay alto el fuego”, en el que hablan del sionismo como un “proyecto colonial” y un “esfuerzo capitalista de Occidente” que está ejecutando una “limpieza étnica”.

En las últimas palabras del artículo, Jaghoori sugiere que la “solución” al conflicto con Palestina es “exigir la abolición de Israel”.

Explícitamente, el texto termina con la frase: “Palestina libre y muerte a Israel”.

Aunque la pieza fue eliminada por la plataforma Medium, en la que On Dit comparte su contenido, por incumplir las normas, las autoridades universitarias se negaron a retirarlo. De hecho, imágenes con el contenido íntegro continúan publicadas en su perfil de Facebook.

Una reunión del Consejo de Representación Estudiantil (SRC), la autoridad interna de la facultad para asuntos del alumnado, fue convocada tras la publicación del artículo antisemita. Un estudiante no judío presentó una moción solicitando que se eliminara el texto de Internet, se ofreciera una disculpa pública y que On Dit revisara la posición de su autora en su junta editorial.

Según una fuente consultada por El American, los miembros del SRC son mayormente de izquierda.

La reunión del SRC fue transmitida en vivo a través de Facebook, y las imágenes son indignantes. Se puede escuchar a Jaghoori repitiendo la frase “muerte a Israel” en varias ocasiones, y a los miembros del consejo y demás participantes burlándose de los estudiantes judíos.

Natalie Gunn, líder de la federación de sociedades estudiantiles judías en universidades de y Nueva Zelanda, la Australasian Union of Jewish Students participó en la reunión en apoyo a la moción de retirar el artículo. Los miembros del consejo estudiantil se burlaban cuando Gunn hablaba de .

Los líderes del SRC negaron la moción. Enseguida, los presentes ridiculizaron públicamente a uno de los alumnos judíos que expresó su descontento. “Es muy triste por los estudiantes judíos”, señalaba el joven, mientras otro le gritaba: “¡Ponte a llorar!”.

La respuesta vacía de las autoridades universitarias

A pesar de la escandalosa demostración de y de la humillación pública a la que fueron expuestos los estudiantes judíos, las autoridades universitarias no hicieron más que emitir un comunicado por correo electrónico en el que se distanciaban del contenido del artículo.

En el correo electrónico, al que El American tuvo acceso, el vice-rector de la institución, el profesor Anton Middelberg, dijo que “las opiniones expresadas en el artículo no son las opiniones de la universidad”, sin condenar expresamente su abusivo lenguaje ni llamar la atención al medio.

On Dit es una publicación estudiantil controlada por editores estudiantiles electos que tienen la responsabilidad editorial independiente de su contenido”, se lee en el comunicado de Middelberg, quien no se compromete a tomar ningún tipo de medida ni respecto al artículo ni sobre la humillación de los estudiantes judíos durante la reunión del SRC. Más adelante se limita a declarar: “La Universidad deplora la discriminación religiosa y racial como el antisemitismo”.

Más allá de eso, Middelberg expresa que las autoridades de la institución “apoyan las inquietudes planteadas sobre el artículo”, y dice que las mismas serán “transmitidas” al equipo editorial de On Dit “con miras a establecer mejores prácticas editoriales en el futuro”.

Alumnos judíos aterrorizados

Australian Jeweish News, un medio australiano dedicado exclusivamente a la comunidad judía, se comunicó con estudiantes y víctimas del suceso antisemita en la universidad. La mayoría de ellos expresó temor por volver al campus.

El estudiante Jonathan Iadarola, quien asistió a la reunión del SRC, dijo que ni los estudiantes ni los miembros del consejo los escucharon. “Todos se reían y se burlaban de nosotros cuando tratábamos de explicar cómo nos sentíamos realmente”.

Iadarola afirma haber sufrido ataques de pánico tras lo que habría sido su primera experiencia antisemita. “Realmente me sacudió hasta la médula”, confesó. “No me siento seguro”.

Por su parte, Henry Southcott, el alumno no judío que introdujo la moción contra el artículo, dijo que su intención era “defender lo que cree correcto”: “Cuando la gente tiene miedo en el campus, es evidente que algo se está haciendo mal”.

La vicepresidente de la federación de estudiantes judíos, Alissa Foster, expresó decepción por el “aterrador” comportamiento del alumnado y por la falta de respuesta por parte de las autoridades de la universidad.

“Cuando permites que un lenguaje violento y lleno de odio como ‘Gloria a la Intifada’ y ‘Muerte a Israel’ no se controle ni se castigue, envías un mensaje a los estudiantes de que este comportamiento es aceptable”, dijo Foster. “Es incitación a la violencia y acoso, y debe ser tratado como tal”.

Hasta el momento de la publicación de esta nota, el artículo de On Dit continúa disponible en su página de Facebook, la junta editorial no se ha retractado y su acto antisemita no ha tenido consecuencias.

FuenteEl american

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anterior¡Queremos que seas escuchada/o!
Artículo siguienteUn jeque druso, un rabino judío y un arzobispo cristiano (y esto no es el principio de una broma)