Diario Judío México - El cantante estadounidense Eddie Fisher (foto), uno de los precursores del rock and roll en los años 50 y popular por sus matrimonios con grandes estrellas del celuloide como Elizabeth Taylor (por el que se convirtió al judaísmo), Connie Stevens y Debbie Reynolds, falleció a los 82 años en Berkeley, donde residía.

Eddie Fisher murió según su hija Tricia Leigh Fisher por complicaciones tras una intervención de cadera.

Cotizado cantante de voz melodiosa que en los años 50 se convirtió en un ídolo juvenil y vendió millones de discos, se casó en cinco ocasiones, la primera con la actriz Debbie Reynolds, a quien abandonó por la entonces viuda de su amigo el productor Mike Todd, la también actriz Elizabeth Taylor, lo que causó un gran escándalo y acaparó los titulares de la prensa americana.

Ya en los años 60 contrajo matrimonio con la emergente estrella de Hollywood Connie Stevens, después se casaría con Terry Richard y Betty Lin. De sus matrimonios con Debbie Reynolds y Connie Stevens nacieron sus hijos Todd, Joely, Tricia y Carrie Fisher, la popular princesa Leia de “La Guerra de las Galaxias”.

Eddie Fisher, nacido el 10 de agosto de 1928 en Philadelphia, comenzó cantando en una y ganó un concurso en un programa de radio a los 13 años. A los 17, se incorporó a la orquesta del trombonista Buddy Morrow y del saxofonista Charlie Ventura.

Fue presentado en solitario a mediados de los años 40 en el popular programa radiofónico de Eddie Cantor y firmó un contrato discográfico con RCA.

En 1951 dejó momentáneamente su carrera para enrolarse en el ejército y allí comenzó a cantar con la banda militar y participó en la guerra de Corea. Después colaboró en programas de televisión de éxito, incluso tuvo el suyo propio, el “Eddie Fisher Show”, para la NBC entre 1957 y 1959.

A principios de los años 60 creó su propio sello discográfico, Ramrod Records. Después, registró sus grabaciones con el sello Dot Records. En esa década actuó en varios locales de Las Vegas, donde interpretó sus temas más populares “Games that lovers play”, “Thinking of you”, “Sunrise, Sunset” y “Oh, my papa”.

Poseedor de dos estrellas en el “Paseo de la Fama de Hollywood”, en la década de los 70 tuvo serios problemas con las drogas, bache del que salió, después de 25 años de adicción, gracias a la ayuda de sus hijos, tal y como confesó el mismo en su autobiografía “Eddie: My life, My loves” (1981), que volvió a editarse ampliada a finales de los años 90.

Fuente: Aurora

FuenteAurora
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorLa Fiesta de Kipur, el evento del año organizado por Juventud Maguen David
Artículo siguienteEl procedimiento completo para la ceremonia de Hakafot en Simjat Torá
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.