La localización es secreta, en algún lugar de . La base, un recinto militar, está preparada para la guerra. Anna Ivancik y Anastasia Vinislavska, dos soldadas voluntarias que se autodefinen como “feministas, nacionalistas y de izquierda”, reivindican el papel de las mujeres en escenarios como el actual, que no se reduce ni debe limitarse a las labores de cuidados. Además, la lista de profesiones que tenían prohibido desempeñar las mujeres fue finalmente eliminada en su país en 2018.

Ivancik y Vinislavska, enfermeras especializadas en primeros auxilios, lucharon en el conflicto que estalló en la región del Donbás en 2014, cuando Putin se anexionó, tras un referéndum ilegal, la península de Crimea, y han decidido volver al frente en este nuevo episodio bélico. Un equipo del diario El País conversó con ellas.

Estas mujeres en pie de guerra explican sus razones para volver al frente, en el que también relatan cómo cambió su vida en los últimos ocho años desde que estalló el último gran conflicto en el país, y cómo y por qué sus experiencias en aquel momento fueron diferentes a las de ahora. ¿Tienen miedo? ¿Cómo conviven ideológicamente con movimientos políticos opuestos al suyo dentro de las mismas filas? ¿Qué apoyo tienen de la ciudadanía? ¿Cómo se enfrentan al sexismo del mundo militar?

La ofensiva contra por tierra, mar y aire que comenzó el líder ruso, Vladimir Putin, la madrugada del jueves 24 de febrero, fue una sorpresa para muchos ciudadanos ucranianos. La inferioridad de su Ejército no impidió, sin embargo, que planten cara a su invasor. Están decididos a resistir y muchos civiles, como Ivancik y Vinislavska, acudieron al frente a ayudar en la defensa, ya sea empuñando las armas o en las tareas de la retaguardia, explicaron en la charla con El País.

Para ver el video completo hacer click en el siguiente link: https://www.youtube.com/watch?v=smwHarPrDpY