El asesino de Sarah Halimi no fue responsable de sus acciones porque fumaba marihuana antes del crimen, dictaminó el miércoles la Corte Suprema de Apelaciones de la Corte de Casación de Francia.

El Tribunal comenzó sus deliberaciones el 4 de marzo sobre si anular o no la decisión del tribunal inferior de no juzgar a Kobili Traoré por matar a Halimi en 2017 después de que esa decisión fuera apelada en 2019.

El tribunal inferior de decidió en diciembre de 2019 excusar al asesino antisemita de una mujer judía de un juicio penal porque la ingesta excesiva de cannabis supuestamente comprometía su «discernimiento» o conciencia.

En el momento del fallo, el juez citó evaluaciones psiquiátricas que decían que el consumo de marihuana de Traoré antes del incidente condujo a un «episodio delirante» que lo hizo no legalmente responsable de sus acciones. Sin embargo, el juez también dijo que Traoré, que tiene 30 años, mató a Halimi porque es antisemita. La decisión del tribunal inferior provocó indignación entre la comunidad judía francesa e internacional.

En abril de 2017, Traoré, un musulmán de 27 años, golpeó a Halimi, su vecina judía de 65 años, mientras gritaba «Allah Akbar» (D’s es grande) y consignas antisemitas antes de arrojarla a su muerte por la ventana del departamento en el tercer piso.

El veredicto del miércoles desencadenó una nueva ronda de indignación por parte de las organizaciones judías, molestas porque se sentaría un precedente de ese tipo.

El gran rabino francés reaccionó en Twitter, diciendo que tal decisión era un escándalo, y agregó que «el antisemitismo no era una locura» sino un crimen que debería ser castigado legalmente.

El CRIF, grupo de comunidades judías francesas lo calificó como un «error judicial», mientras que el fundador de la Oficina Nacional de Vigilancia contra el Antisemitismo, un organismo de control comunal conocido como BNVCA, dijo que «ya no tenía plena confianza en que los delitos de odio antisemita en se manejen correctamente».

EL Centro Simon Wiesenthal también comentó, diciendo que estaba profundamente angustiado por la última palabra de la Corte Suprema francesa, en relación con la legalidad de la decisión de la Corte de Apelaciones de París, negando la responsabilidad penal del asesino de Halimi.

«Después de tres años de angustiosos debates en los tribunales sobre la responsabilidad penal de un asesino, presuntamente ‘bajo la influencia’ del cannabis, que básicamente resultó en que fuera internado en un hospital psiquiátrico en lugar de ser juzgado y condenado a prisión, la familia ha estado en línea hasta ahora», dijo el Dr. Shimon Samuels, director de internacionales del centro. «¡Este es un golpe devastador!»

Según Dalloz, destacado editor jurídico universitario y profesional de Francia, los principales argumentos de los abogados de Halimi fueron que «la adicción a las drogas no es una enfermedad mental y no entra en el ámbito de los trastornos psíquicos o neuropsíquicos cubiertos por el artículo 122-1 del código penal». El acto voluntario de consumo de drogas constituye una conducta ilícita que excluye la irresponsabilidad.

“Además, dado que el consumo de cannabis tiene como objetivo obtener una modificación del estado de conciencia, Kobili Traoré debió ser consciente de los riesgos que conlleva este consumo”, señalaron. «Por tanto, el consumo de estupefacientes es una circunstancia agravante y no puede al mismo tiempo constituir motivo de exención de responsabilidad penal».

Samuels destacó que «la decisión de la Corte Suprema ahora cierra definitivamente el caso y en lugar de permitir que sea reexaminado por la Corte de Apelaciones sobre la base de un punto de vista jurídico más sólido, confirma que es posible denegar la justicia por un asesinato agravado por su carácter antisemita. Además, esta decisión niega el cierre para la familia y potencialmente crea un precedente para que todos los criminales de odio simplemente aleguen locura, o decidan fumar, inhalar o inyectarse drogas o incluso emborracharse antes de cometer sus delitos».

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLa Santísima Trinidad, un paraíso terrenal
Artículo siguienteUna Histórica Primera Vez: El Centro Simon Wiesenthal Presenta un Informe de Odio en las Redes y Ciberterrorismo ante el Congreso de Argentina
El mundo judío en español. Noticias de Israel y del mundo judío.