Eva Nagar, representante del en Argentina, mantuvo una entrevista con ItonGadol para dialogar sobre la importante ayuda que está brindando la institución a mujeres que escapan junto a sus hijos de la guerra en Ucrania.

“Junto al mundial, el pueblo de Israel apoya y ayuda a esas mujeres y sus niños a llegar a un lugar seguro, hacer aliá y comenzar una nueva vida en Israel”, destacó.

-En he visto cosas que nunca voy a olvidar, como cuando una señora levantó la mano y dijo ‘yo pago un avión para trasladar a los etíopes”. Estas cosas pasan en la familia del y hoy la necesidad es otra.
Sí, quiero contar un poco lo que pasa ahora en el mundo, en Europa y específicamente en Ucrania. Hace más de dos meses que ocurre allí una guerra terrible, en donde los ciudadanos se encuentran en una situación muy difícil. Decenas de miles de personas se encontraron sin casa, sin hogar, sin ciudad, sin nada de la noche a la mañana, y tuvieron que tomar una decisión muy difícil: tomar dos maletas, pensar qué se podía empacar y escapar de las ciudades. Entre ellos encontramos muchísimos judíos escapando de la guerra, y la situación es muy difícil porque la mayoría de las personas que escapan y buscan un refugio son mujeres con sus nenes. Los hombres se quedan en Ucrania para luchar en la guerra, no tienen otra opción. Así que son decenas de miles de familias repartidas, destruidas, asustadas que están escapando y buscando un refugio.

-¿Cuándo el empezó a darse cuenta de lo grave que era está situación?
-Al principio entendía que la situación era grave, pero pensó que se trataba de miles de personas, unas 5.000. Con el tiempo, cuando avanzó la guerra, entendió que se trataba de muchísimas personas, de decenas de miles de personas que están buscando un lugar seguro. Junto con nuestro socio, la Agencia Judía, y todo el pueblo de Israel, el pueblo judío, estamos ayudando a estos judíos a llegar de Ucrania a su lugar seguro, Israel, y a hacer aliá. Es muy importante subrayar que está aquí para apoyar judíos, para salvar almas que están en la guerra en una situación de caos, para darles una solución. Tenemos un equipo de mujeres que apoyan a esas personas. Estamos organizando una campaña para que todo el pueblo judío pueda seguir ayudando a los judíos que lo necesitan ahora más que nunca.
Junto con mundial, el pueblo de Israel apoya y ayuda a esas mujeres y sus niños a llegar a un lugar seguro, llegar a Israel.

-¿Muchas mujeres y sus hijos ya han llegado a Israel?
-Sí, ya han llegado muchas mujeres y sus hijos, pero todavía las necesidades siguen y crecen. También tenemos que buscar recursos para ayudarlos en educación, en absorción, en encontrar trabajo, comida y todo lo que tiene que ver con llegar a un lugar nuevo. Además, en las fronteras todavía hay miles de personas que están esperando hacer aliá y llegar a Israel.

-¿Esta campaña se está llevando adelante en la Argentina o en todo el mundo?
-El apoyo del es un apoyo mundial. Durante la Segunda Guerra Mundial no podíamos hacer nada, solamente preguntar ‘qué podríamos hacer’. En estos días sí podemos hacer, cada uno puede apoyar, cada uno puede ayudar. Con y todos los contribuyentes de en el mundo estamos apoyando en esta misión de rescatar y salvar almas judías de Ucrania.

-¿Cómo se está llevando el rescate una vez que llegan a Israel?
-Las mujeres que llegan a Israel están muy agradecidas por la oportunidad al ser judías y por eso tener el derecho de la Ley del Retorno de llegar a Israel. Están muy agradecidas por todo el apoyo que reciben del , del Estado de Israel y de nuestro socio, la Agencia Judía. Por ejemplo, hablamos con una mujer que se llama Diana, que nos contó que un día se despertó con las bombas en Ucrania, y al otro día se encontró en Israel. Ya es una ciudadana legítima en Israel y vino con sus dos hijos que están súper contentos de estar ahí y empezar de nuevo.

-¿Qué significa para el mundo judío una organización como el Keren Hayesod, que en los momentos más delicados de la está presente y es la garantía de una seguridad que funciona para estos casos de emergencia?
- es un instituto judío que recibió el mandato del Estado de Israel de hacer estas misiones, ser el puente entre el Estado de Israel y la comunidad judía. Y en esos momentos de emergencia, apoyar a todos los judíos en el mundo que necesitan esa ayuda.
En el podemos ayudar a judíos que están en peligro, que están en caos, que están en una situación de guerra, y necesitamos el apoyo del pueblo judío para seguir haciendo lo que estamos haciendo en estos días. Kol Israel harevin tze la tze, cada israelí es responsable el uno por el otro.