Tras reunirse con la directiva de la Comunidad Palestina de Chile, el candidato presidencial del Partido Comunista (PC) y el Frente Amplio (FA), Gabriel Boric (CS), firmó una serie de compromisos, incluido el de apoyar un proyecto de ley presentado por diez diputados en la Cámara Baja para sancionar la importación de bienes y servicios provenientes de territorios “ocupados” por en Palestina.

Una iniciativa que desde su ingreso al Congreso en junio del 2021, ha sido calificada por el Comité Judío Estadounidense (AJC por sus siglas en inglés) como “un peligro para la comunidad judía local y para Chile e ”, y una “iniciativa de la Cámara de Diputados de Chile que busca boicotear a Israel“.

El proyecto en cuestión fue ingresado con las firmas de los diputados Sergio Gahona (UDI), Marcos Ilabaca (PS), Karol Cariola (PC), Pepe Auth (IND), Ricardo Celis (PPD), Andrés Longton (RN), Jorge Brito (RD), Iván Flores (DC) y Alexis Sepúlveda (PR), en base a recomendaciones emitidas por Human Rights Watch (HRW).

Al respecto, según explicó Gabriel Boric en el documento que firmó junto a la Comunidad Palestina de Chile, los productos o servicios provenientes de colonias israelíes en el territorio palestino ocupado, “son considerados ilegales de acuerdo con el derecho internacional”.

“Este fue presentado en parte por integrantes de la bancada de Apruebo Dignidad y como coalición tenemos un compromiso con su aprobación. Esperamos poder seguir desarrollando esa conversación en conjunto y de cara a todo el país”, agregó Boric.

Además, de llegar a La Moneda, Gabriel Boric se comprometió a asumir una “postura más explícita condenando las violaciones de DD.HH., al derecho internacional (incluyendo expropiaciones y desalojos forzados) y al derecho humanitario en Palestina”.

“Esa es la posición de defensa de derechos humanos del programa e implica demandar el cumplimiento de las resoluciones de la sobre los territorios ocupados y el éxodo de la población palestina, los acuerdos de Oslo y las diferentes instancias de posibles negociaciones de paz”, especificó Boric.

Por último, en relación a las deportaciones o rechazos de visas de las que han sido objeto varios ciudadanos chileno-palestinos, de acuerdo a Gabriel Boric, “esperamos trabajar como Gobierno en tener una respuesta más contundente que la del Gobierno actual frente a estos casos y trabajar bilateralmente con el estado de para lograr una mayor cooperación”.