Sobreviviente de las dos tiranías que marcaron el siglo XX europeo: el nazismo y el comunismo, el escritor rumano Norman Manea (Suceava, Bucovina, 19 de julio de 1936) es el ganador del 26 Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances 2016, figura que representa al eterno exiliado.

Por este motivo, en su obra aborda “esos muros y mundos que les impiden a los exiliados, a los migrantes, adaptarse e introducirse en nuevas sociedades”, comenta en entrevista con La Razón, Mercedes Monmany, representante del jurado calificador del galardón.

A esto también alude el acta del jurado: “el personaje central de toda su obra es el judío errante encarnado en múltiples y épocas... La vieja Europa y el Nuevo Mundo se entrelazan para servir de escenario a sus peregrinaciones”.

La absurda violencia del siglo pasado y sus repercusiones hoy son sus grandes obsesiones, señala el documento.

El primer exilio de Manea —cuenta Monmany— ocurrió en 1988, cuando aprovechó una invitación para visitar Alemania para huir de la dictadura comunista implantada en su país por Nicolae Ceausescu: “En Alemania el gran escritor Heinrich Böll fue uno defensores”.

Una nueva migración ocurrió años después, cuando el autor de libros como El regreso del húligan (2003) aceptó una nueva invitación, esta vez de Estados Unidos: “Ahí se hace amigo de otro escritor: Philip Roth”.

Pero hay otra experiencia, dolorosa, que Manea ha abordado en sus textos: el holocausto. Cuando tenía 5 años fue deportado junto con su familia a un campo de concentración. “De esos recuerdos surgen algunos de sus mejores relatos, incluidos en El té de Proust (2010)”.

De acuerdo con Monmany, el valor de la obra literaria del primer escritor de lengua rumana en recibir el Premio FIL, radica en que, del mismo modo que autores como Claudio Magris (a quien también le fue otorgado el galardón en 2014), mezcla la ficción con la reflexión y con la autobiografía, “se mueve entre el ensayo y la creación de una manera muy original”.

La también crítica literaria se refirió al hecho de que el galardón se le diera a un autor cuya lengua la hablan sólo unos 20 millones de habitantes (del español son usuarios casi 500 millones de personas): “no es que la literatura en esa lengua tenga una larga historia, pero de vez en cuando hay que recompensarla”.

Relación con Paz. En una enlace a Estados Unidos, después de que se diera a conocer que había ganado el premio (dotado de 150 mil dólares estadounidenses), el escritor rumano dijo que tiene cercanía con las letras latinoamericanas ya que en una época el Gobierno comunista de Rumania permitió la traducción de escritores del nuevo continente, por lo que conoce a autores como Jorge Luis Borges y Ernesto Sábato.

También habló de su relación con Octavio Paz, quien lo invitó a venir a México en 1990 a dictar una conferencia, que se llamó “Los colores del comunismo”. En 2014 también visitó nuestro país para participar en la conmemoración del centenario del nacimiento del autor de El laberinto de la soledad.

Manea, quien ha sido traducido a más de 30 idiomas, recibirá el galardón el próximo 26 de noviembre, durante la inauguración de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorLlega a México el Primer Parque Acuático de Six Flags: “Hurricane Harbor Oaxtepec”
Artículo siguienteAbuela nazi recibe 8 meses de cárcel por negar el Holocausto