Diario Judío México - El líder del partido Azul y Blanco (Kajol Laván) fue abucheado al ingresar al casamiento del hijo del diputado ultra ortodoxo Yaakov Asher, por un grupo de manifestantes que lo calificó de “terrorista” y le dijo “vete con los árabes”.

Sin embargo, dentro de las instalaciones del evento fue recibido calurosamente.

El incidente tuvo lugar justamente en el aniversario del asesinato del primer ministro, Yizthak Rabin, hace 24 años, a manos del judío religioso ultraextremista, Yigal Amir.

Durante una ceremonia previa para conmemorar el asesinato de Rabin, el primer ministro, Benjamín Netanyahu, rechazó los alegatos, de que como líder de la oposición, en 1994, no se expresó con suficiente fuerza contra la retórica de incitación de la derecha que condujo al magnicidio.

Gantz está tratando en estos momentos de formar la nueva coalición y uno de los principales obstáculos ha sido la insistencia del partido Azul y Blanco de formar un gobierno de unidad pero sin incluir –al menos en un principio- a los partidos ultra ortodoxos. Asher es diputado por el partido Judaísmo Unido de la Torá (Iahadut Hatorá).

El partido Likud, encabezado por Netanyahu, acusa a Gantz de planear establecer un gobierno de minoría apoyado desde afuera por los partidos árabes.

En el mes de octubre, el presidente Reuvén Rivlin, encargó a Gantz la tarea de formar una coalición, luego que Netanyahu fracasara en el intento tras las elecciones del 17 de septiembre. Pero las posibilidades de Gantz de tener éxito donde el primer ministro fracasó son pequeñas, en tanto que el primer ministro en funciones ha sellado un bloque de 55 diputados formado  por el partido Likud, las agrupaciones nacionalistas religiosas y los ultra ortodoxos, quienes prometieron que solamente ingresarán juntos a un nuevo gobierno.