Diario Judío México - El líder de Hezbolá, Hassan Nasrallah, declaró una “gran victoria” sobre las fuerzas “apoyadas por Estados Unidos e ” en medio de informes no confirmados de alto al fuego en el sur de Siria entre grupos rebeldes y fuerzas leales al gobierno sirio.

“Nos dirigimos hacia un cambio importante y una gran victoria en el sur de Siria contra todas las milicias armadas, que cuentan con el apoyo de los Estados Unidos y reciben ayuda de . El destino de ISIS fue predicho. Las milicias en el sur de Siria están colapsando y siendo derrotadas, y no tienen horizonte”, dijo Nasrallah.

Las fuerzas del gobierno sirio, respaldadas por ataques aéreos rusos, así como las fuerzas iraníes y , han estado realizando una campaña para recuperar el territorio controlado por los rebeldes en las provincias de Daraa, Quneitra y partes de Sweida durante la última semana. La ofensiva ha llevado a miles de personas hacia Jordania y miles más hacia la frontera israelí en los Altos del Golán. Muchos han temido que la ofensiva desencadene una crisis humanitaria, ya que cientos de miles intentan huir de la violencia.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al-Hussein, dijo en un comunicado el viernes que había “un grave riesgo de que la intensificación de los combates atrape a muchos civiles”. También condenó cómo los civiles en Siria siguen siendo utilizados como peones por las diversas partes.

Según las Fuerzas de Defensa de , los soldados israelíes entregaron aproximadamente 50 toneladas de ayuda humanitaria a los refugiados sirios que huían de los ataques del gobierno el jueves por la noche.

Los suministros entregados en el marco de la “Operación Buen Vecino” incluyeron unas 300 tiendas de campaña, 13 toneladas de alimentos, 15 toneladas de alimentos para bebés, tres paletas llenas de equipos médicos y medicamentos, y 30 toneladas de ropa y zapatos.