El domingo finalizó “Shlujim”, la convención anual del movimiento jasídico que como todos los años se celebró en el centro de la organización religiosa en Brooklyn, .

El fue recibido con los honores reservados para las celebridades o los más prominentes emisarios de Jabad, y fue la persona más fotografiada y filmada en un evento de tres días de duración.

Esta vez, la convención, que reúne a los emisarios que trabajan en casi todos los rincones del mundo, contó con una presencia especial: el gran de , Yehuda Garami, quien participó por primera vez en el evento. Tanto el referente religioso de la República Islámica como su comunidad no suelen aparecer en los medios de comunicación.

El fue recibido con los honores reservados para las celebridades o los más prominentes emisarios de Jabad, y fue la persona más fotografiada y filmada en un evento de tres días de duración. Si bien se negó a ser entrevistado por los medios, expresó unas palabras frente a las cámaras del movimiento jasídico en hebreo fluido.
Entre otras cosas, afirmó que estaba emocionado de estar allí por primera vez, y señaló que “en Irán, todo está tranquilo. Gracias a Dios, se observan los preceptos de la Torá y las mitzvot (mandamientos)”. Fue invitado a subir al escenario, fue honrado por todos los rabinos y conmovió a los miles de emisarios presentes.

El gran rabino de Irán, Yehuda Garami, fue honrado en la conferencia de Jabad Lubavitch en Nueva York.
“Fue simplemente asombroso descubrir que durante la pandemia se abrieron 250 nuevas casas de Jabad”

Nuevos centros de en el mundo: desde Kfar Ma’as hasta Ibiza

Después de que la convención se suspendiera el año pasado por primera vez debido a la pandemia de coronavirus, lo que derivó en que se llevara a cabo a través de la plataforma de videoconferencias Zoom, los emisarios pudieron reunirse nuevamente, aunque con menos asistentes que en cumbres anteriores debido a las restricciones sanitarias impuestas en varios países. Debido a las regulaciones de la ciudad de Nueva York, que prohíben las grandes aglomeraciones, los emisarios no pudieron realizar la sesión de fotos anual fuera de la casa del Rebe de Lubavitch, quien concibió y lideró la idea de una misión judía para los judíos en todo el mundo.

“Fue simplemente asombroso descubrir que durante la pandemia se abrieron 250 nuevas casas de Jabad”, dijo el portavoz del movimiento, el Moni Ender, en una entrevista con Ynet. “Mientras el mundo entero se detenía o retrocedía, Jabad continuó trabajando”, agregó.

El comentó que se abrieron nuevos centros en la isla española de Ibiza, en Dubai y en la isla caribeña de Santa Lucía, como así también dos instalaciones en Israel: en el barrio Nahal Beka en Be’er Sheva y en el moshav Kfar Ma’as, en el centro del país.

El gran rabino de Irán, Yehuda Garami, fue honrado en la conferencia de Jabad Lubavitch en Nueva York.
“Los emisarios dijeron que el coronavirus era una especie de desafío para ellos, ya que una actividad comunitaria que atraía a una significativa cantidad de personas, se convirtió en una actividad individual debido a las circunstancias”, explicó el Ender. “Si alguien no puede acudir a la sinagoga, le llevaremos el templo a su casa. Brindamos lecciones de Torá, visitas domiciliarias y hacemos todo lo posible para continuar guiando a una persona hacia su identidad judía”.

En la cumbre se suelen llevar a cabo ceremonias religiosas y talleres para emisarios, algunos de los cuales viven en lugares aislados sin rastros de identidad judía.

 

FuenteYnetEspañol

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorEE.UU.: cientos de republicanos se oponen al consulado para palestinos en Jerusalem
Artículo siguienteChile e Israel firman un acuerdo militar