‘Hostage Square’: Epicentro del movimiento #BringThemHomeNow

"Estamos aquí para recordarle al gobierno israelí la obligación moral judía de traer de regreso a los 136 cautivos que todavía están en Gaza y que han estado allí durante 100 días". Foto: Israelíes asisten a una manifestación en la "Plaza de los Rehenes" en Tel Aviv, afuera del Museo de Arte de Tel Aviv, pidiendo la liberación de los cautivos retenidos por los terroristas de Hamas en Gaza, el 14 de enero de 2024. Foto de Miriam Alster/Flash90 Por:
- - Visto 325 veces
‘Hostage Square’: Epicentro del movimiento #BringThemHomeNow

“Estoy ayunando. Pregúntenme por qué”, se lee en un cartel en una silla en la “Plaza de los Rehenes” en Tel Aviv.

“En el judaísmo, el ayuno nos permite corregir las malas acciones. Tengo mucho miedo por los que se encuentran actualmente en cautiverio. Me preocupa que no regresen a casa. Estoy ayunando para evitar este horrible escenario”, explica a JNS Dubi Avigur de Rakefet, un pueblo de la Baja Galilea.

“Somos un grupo grande. Cada uno de nosotros ayuna una vez por semana. Ya llevamos un mes haciéndolo”, añade.


Plaza de los rehenes
Dubi Avigur, que ayuna por el regreso de los cautivos de la Franja de Gaza, en la “Plaza de los Rehenes”, el 12 de enero de 2024. Foto de Amelie Botbol.

Cerca, cinco personas se sientan en silencio en círculo, con las piernas cruzadas en la posición de loto yoga, también ayunan pero en silencio con los ojos cerrados. Los carteles alrededor de sus cuellos decían: “Estoy ayunando en solidaridad con los rehenes y todos los demás que mueren de hambre en Gaza”.

En el centro de la plaza cerca del Museo de Arte de Tel Aviv, apodada “Plaza de los Rehenes”, una mesa de Shabat está dividida en dos secciones. Los primeros 100 lugares están repletos de platos, vasos y cubiertos, además de un bonito mantel y una pegatina en cada plato que dice: “¡Qué bueno tenerte aquí!”.

La segunda sección está llena de alfombras, botellas de agua marrón no potable y trozos de pan de pita. Sin platos ni cubiertos. En lugar de sillas, hay bloques de cemento y alambre de púas.

Plaza de los rehenes
Esta parte de la mesa de Shabat en la “Plaza de los Rehenes” celebra el regreso de los cautivos que fueron liberados durante el cese temporal de los combates, el 12 de enero de 2024. Foto de Amelie Botbol.

“Estamos aquí para recordarle al gobierno israelí la obligación moral judía de traer de regreso a los 136 rehenes que todavía están en Gaza y que han estado allí durante 100 días. Cada minuto cuenta”, le dice a JNS Allie, de 45 años, de Tel Aviv, sosteniendo un megáfono y un cartel de los niños Bibas.

“Todos nosotros, madres, israelíes y ciudadanos del mundo, nos sentimos conmovidos por la familia Bibas cuando vimos, el 7 de octubre, a Shiri sosteniendo a Kfir [de 9 meses] y a Ariel [de 4 años] en sus brazos cubiertos. por una sábana, petrificada al ser secuestrada de su habitación segura en su kibutz por terroristas de Hamas”, dice Allie.

En un día lluvioso de enero en Tel Aviv, las velas fueron reemplazadas por bloques de hielo seco, uno para cada rehén, junto a notas en forma de corazón y banderas que decían “Tráelos a casa” ondeando con la brisa.

Bibás
Allie, de Tel Aviv, sostiene un cartel con un retrato de los niños Bibas, el 12 de enero de 2024. Foto de Amelie Botbol.

Un pianista talentoso

La madre de Alon Ohel, de 22 años, un talentoso pianista que fue secuestrado el 7 de octubre en el lugar del festival de música Supernova, llevó a la plaza un piano negro y silencioso. Encima del piano, una escultura amarilla dice: “No estás solo”.

Decenas de personas esperan en cola para entrar en una simulación de túnel poco iluminada diseñada por el artista Roni Levavi, quien dijo a la  AFP  que quería crear “la reconstrucción más fiel” de los túneles de Gaza y se basó en imágenes de los medios de comunicación. En las paredes del estrecho pasaje, visitantes, familiares y ex cautivos escribieron palabras de amor y apoyo, en solidaridad con quienes aún se encuentran retenidos en los túneles terroristas de Gaza. En el interior del túnel se oye el sonido de bombardeos y explosiones.

“Decidimos entrar al túnel, aunque sabíamos que la experiencia era difícil y desagradable. Tenía miedo de sentirme asfixiada, confinada y claustrofóbica”, cuenta a JNS Gila, de 64 años, de Ramat Gan.

“Aunque sé que esto no se acerca ni siquiera al sufrimiento de los rehenes que han pasado 100 días bajo tierra sin aire, sin comida y sin contacto con el mundo exterior, venir aquí era lo mínimo que podía hacer”, dijo. dice.

Plaza de los rehenes
Los voluntarios organizan mercancías en la “Plaza de los rehenes”, incluidos carteles de los cautivos y cintas amarillas, 12 de enero de 2024. Foto de Amelie Botbol.

Dentro de una tienda de campaña donde los voluntarios venden mercancías que incluyen camisetas, sudaderas con capucha, cintas amarillas, placas de identificación y carteles de los rehenes, dos adolescentes sostienen una pancarta que representa a Agam Berger, de 19 años, a quien los terroristas secuestraron en la base de las FDI de Nahal Oz en 7 de octubre; Recientemente apareció en imágenes publicadas por Hamás, herida y aterrorizada.

En una tienda de campaña cercana, en cuya entrada está escrito: “Mi casa es Nahal Oz”, los supervivientes de los ataques responden a las preguntas de los periodistas.

“Somos sobrevivientes de la masacre del 7 de octubre. Cientos de nuestros amigos y familiares de nuestros amigos fueron asesinados. Otras personas cercanas a nuestro corazón se encuentran actualmente retenidas en Gaza”, le dice Ela, del Kibbutz Nirim, a JNS afuera de la tienda mientras sostenía un cartel pidiendo la liberación de los rehenes que no soltó durante toda la entrevista.

“Estamos pidiendo al mundo que haga todo lo necesario para liberar a los rehenes de Gaza. Son civiles que fueron sacados de sus camas en ropa interior y pijamas el 7 de octubre a las 6:30 am. Tenemos que sacarlos de Gaza antes de que ya no haya nadie a quien sacar”, llora.

Familiares de Naama Levy
Familiares de Naama Levy, a quien los terroristas secuestraron en la base de las FDI de Nahal Oz, se encuentran en la “Plaza de los Rehenes” en Tel Aviv el 12 de enero de 2024. Foto de Amelie Botbol.

‘Cada día podría ser el último’

JNS se reunió con familias y compañeros de trabajo de los rehenes, incluido el hermano de Naama Levy, de 19 años, quien fue tomada cautiva en la base de las FDI en Nahal Oz el 7 de octubre y que apareció poco después en un video de Telegram, con las manos atadas. la parte inferior de sus pantalones estaba cubierta de sangre, mientras la sacaban de una camioneta cogiéndola del pelo y empujándola hacia el asiento trasero.

“Cada día podría ser el último. Queremos enfatizar el sentido de urgencia y lo importante que es traerla de regreso ahora. El amor que recibimos de los ciudadanos israelíes es increíble y nos sentimos como una gran familia”, le dice a JNS el hermano de Naama, Amit, de Ra’anana. “Me siento fatal al llegar a los 100 días. Es insoportable. Por eso estamos aquí y también están aquí tantas personas que ahora son familia para nosotros y para Naama”, se lamenta.

Muchos israelíes y extranjeros han visitado la “Plaza de los Rehenes” durante los últimos 100 días y han participado en manifestaciones de apoyo todos los sábados por la tarde y en otras ocasiones, pidiendo la liberación de los secuestrados en Gaza.

“No hay mucho que los ciudadanos como nosotros podamos hacer aparte de venir aquí y demostrar cuánto nos preocupamos, junto con las familias de los rehenes y el pueblo israelí”, dice a JNS Lilach, de 45 años, de Moshav Nevatim, cerca de Beersheva.

Lilach vino en apoyo de su compañera de trabajo Carmel Gat, de 39 años, una terapeuta ocupacional de Tel Aviv, que estaba visitando a sus padres en el Kibbutz Be’eri cuando los terroristas de Hamás la secuestraron en Gaza.

“Carmel habría sido la primera en estar aquí, así que estamos aquí para ayudarla”, dice Lilach.

Sillas en la Plaza de los Rehenes
Sillas atadas frente a una sábana con mensajes de esperanza dirigidos a los rehenes en Gaza y oraciones por su regreso, en la “Plaza de los Rehenes” en Tel Aviv, el 12 de enero de 2024. Foto de Amelie Botbol.

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


El tamaño máximo de subida de archivos: 300 MB. Puedes subir: imagen, audio, vídeo, documento, hoja de cálculo, interactivo, texto, archivo, código, otra. Los enlaces a YouTube, Facebook, Twitter y otros servicios insertados en el texto del comentario se incrustarán automáticamente. Suelta el archivo aquí

Artículos Relacionados: