Durante la última década hemos visto cómo la variedad de dietas se han convertido en parte importante de la hospitalidad en diversos recintos a lo largo del mundo. Cuando salimos de viaje o vamos a algún evento, esperamos algo más que el buffet tradicional, pues al menos en los últimos 10 años, la diversidad de comensales se amplió. Ya sea que sigan una dieta cetogénica, paleo, sin lactosa o vegana. Por ello, tanto hoteles, como restaurantes han tratado de acoplarse y adaptar sus menús a los gustos del cliente.

Hoy en día, ya podemos disfrutar de hoteles que son hasta pet-friendly, donde acudimos personas con necesidades específicas: Disfrutar y pasear al perrito para que también disfrute de unas buenas vacaciones. Sin embargo, entre todos los frentes que había que cubrir, había un sector ligeramente olvidado y era el religioso. Sí, mientras todos buscaban cubrir las demandas del resto de las minorías, este sector seguía un poco más limitado en diversos lugares turísticos, donde había una serie de alimentos que quienes profesaban, el , por ejemplo, no podían consumir.

Sin embargo, al parecer hoy las cosas están cambiando, pues ya algunos hoteles de primer nivel han abierto sus menús a la comunidad judía, por medio de la , la cual se adapta a requisitos específicos, en un esfuerzo para cortejar el paladar de los miembros de esta religión, que de acuerdo con un informe de Allied Market Research, la industria mundial de alimentos se estimó en $19,13 mil millones en 2018 y se espera que llegue a $25,62 mil millones para 2026.

¿Qué son los alimentos ?
Los alimentos son aquellos que se ajustan a las normas dietéticas judías de kashrut, la ley dietética judía se deriva principalmente de Levítico 11 y Deuteronomio 14:1-21. Por ejemplo, la Torá enumera las criaturas aladas que no se pueden consumir, principalmente las aves de rapiña, las aves acuáticas que se alimentan de peces y los murciélagos. Se pueden comer ciertas aves domesticadas, como pollo, gansos, codornices, palomas y pavos.

 

¿Qué puedo preparar con berenjenas? Prueba este ensalada judía sefardí
Al parecer, 2 importantes hoteles, decidieron ampliar sus menús para los clientes de la comunidad judía que decidan hospedarse ahí. Además, aseguran que los alimentos y bebidas de Kurson que están preparadas bajo los estándares de supervisión por diferentes rabinos y cuentan con una certificación Kosher.

Los destinos de estos lugares son en Miami, algunas islas del Caribe y Cancún Quintana Roo.

Uno de ellos es Altair Hotel, ubicado en Bay Harbor, un barrio muy conocido por la comunidad judía en Miami, el cual ofrece diversas comodidades para atender a la comunidad judía, entre los que se encuentran Minyan diario, almuerzo de Shabat y cena. Todo con “alimentos cien por ciento Kosher (…)” según apunta un comunicado, para que los viajeros religiosos se sientan cómodos. Por su parte, el Preferred Hotels & Resorts, un grupo de hoteles independientes más grandes del mundo también se sumó a ofrecer una cuidada selección de cocina bajo la supervisión del Rabbi Eliahu Bariy un Mashgiach de la comunidad judia Neve Shalom en Cancún.