ORIENTE PRÓXIMO:
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorEstado Islámico, Al Nusra y Jorasán: ¿qué diferencia hay?
Artículo siguienteLa Senadora española Silvia Franco proporciona a DiarioJudio.com nueva información sobre la nacionalidad española a sefaradíes
Aida Oceransky es mexicana, pero siente a Asturias como si fuera su origen. Lleva muchos años ya en estas tierras aportando su grano de arena en la lucha por la igualdad de hombres y mujeres. Fue concejala por la UCD en el ayuntamiento de Oviedo en la primera corporación democrática que hubo en España, es miembro de la Asociación Unión de Mujeres y de la ONG Solidaridad Internacional de Asturias, con la que colabora en proyectos de cooperación al desarrollo.