Una empresa privada de inteligencia israelí difundió fotografías sobre los daños provocados en una supuesta planta de fabricación de misiles, tras la explosión reportada el lunes pasado.

La firma ImageSat International muestra al menos la cuarta parte de un edificio, de lo que dice que es una “base secreta de misiles” perteneciente al Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica iraní, totalmente destruida, en tanto que los mayores daños aparecen visibles en el techo de la infraestructura.

El lunes pasado, el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán anunció que dos de sus miembros murieron y otros varios resultaron heridos a raíz de un “incendio” que tuvo lugar en uno de sus “centros autónomos de investigación”, sin ofrecer más detalles.

La firma israelí identificó el sitio como perteneciente al Grupo Industrial Shahid Hemmat.

En los últimos años se han reportado una serie de incidentes en instalaciones militares, de energía o vinculadas al programa nuclear iraní.

En 2011, murió en una misteriosa explosión cerca de Teherán el comandante de la Guardia Revolucionaria, Hassan Tehrani Moghaddan, que dirigía el programa de misiles de la organización extremista, junto con otros 16 militares.