El día de hoy se dio un emotivo e inédito momento, cuando la Comunidad Musulmana Ahmadia aviso que adoptaba la Definición de

En el marco de una actividad organizada por la Cátedra Libre sobre Holocausto, Genocidios y Lucha contra la Discriminación de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, el Presidente de la Comunidad Ahmadia Argentina anunció la adopción de La definición de de la IHRA (International Holocaust Rememberance Alliance).

Durante la conferencia titulada “Hermandad para todos, odio para nadie”, moderada por el Coordinador de la Presidencia, Dr. Roberto Malkassian, el Imam Marwan Gill presentó al Dr. Ariel Gelblung, América Director estadounidense del Centro Wiesenthal, documento con el siguiente texto: “La Comunidad Musulmana Argentina Ahmadia, como contribución a la convivencia en la diversidad característica de esta nación, adopta la Definición de de la Alianza Internacional para el Recuerdo del Holocausto (IHRA), respondiendo a la invitación realizada por el Estado Nacional en el art. 2 * de la Resolución 114/20 del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Esta acción es totalmente coherente con nuestro lema ‘Amor por todos, odio por nadie’ ”. Gelblung informó que hace unos días, el Dr. Shimon Samuels, Director de Relaciones Internacionales del Centro Wiesenthal declaró que “los áhmadis han sido considerados misioneros por las ramas musulmanas dominantes, por lo tanto enemigos del Islam. 15 millones de áhmadis en todo el mundo a menudo se enfrentan a la persecución como “infieles y herejes” …

El Centro ha denunciado esta persecución junto con las víctimas armenias de los otomanos en 1915, los kurdos gaseados por Saddam Hussein y los bahá’ís perseguidos en Irán.

El fallecido Simon Wiesenthal en 1995, con motivo del 50 aniversario de las Naciones Unidas, fue nombrado “Embajador” de Austria contra el genocidio. Se centró en las masacres de tutsis ruandeses y musulmanes bosnios.
Seguramente habría envejecido para incluir a los áhmadis en su lista de víctimas contemporáneas que necesitan atención, apoyo y protección. “” La principal herramienta para generar hermandad para combatir el discurso de odio antes de que se convierta en una acción donde sea que debamos actuar.
Eso es lo que debería haberse hecho con los rohingya en Myanmar, los uigures en China o los cristianos en Nigeria. El legado de Wiesenthal es trabajar con instituciones que no existía en la década de 1930 para evitar que los nazis de los últimos días abusen del poder ”, concluyó el doctor Gelblung.

La Comunidad Musulmana Ahmadía es una de las comunidades musulmanas moderadas, más positivas y dinámicas del mundo. Bajo su lema “Amor para todos, odio para nadie” trabaja con diferentes naciones, gente de todas las razas, credos y religiones para promover la armonía y la paz.

La Comunidad Musulmana Ahmadía es una organización islámica pionera en rechazar categóricamente el terrorismo. Nos basamos en la educación para reformar pacíficamente a los musulmanes y revivir el islam en todo el mundo.

Además, la Comunidad Musulmana Ahmadía defiende la separación de estado y religión. A pesar de ser una comunidad perseguida en numerosos países de mayoría musulmana, la Comunidad Musulmana Ahmadía continúa defendiendo los derechos humanos universales para todas las minorías religiosas. Además, promueve en gran medida la igualdad de derechos, educación y empoderamiento de las mujeres.

Conforme la profecía del Sagrado Corán y del profeta Muhammad (la paz sea con él), Su Santidad Mirza Ghulam Ahmad (la paz sea con él) fundó la Comunidad Musulmana Ahmadia en el año 1889 en Qadian (India).

Declaró, bajo la guía divina, ser el Imam Mahdi y el Mesías Prometido, cuyo advenimiento era esperada en esta época por todas las grandes religiones del mundo.

Después de su fallecimiento se estableció el Califato espiritual que continua con su misión. Su Santidad Mirza Masroor Ahmad es el quinto Jalifa y el líder actual de la Comunidad. Estamos presentes en más de 200 países, con decenas de millones de seguidores.