Diario Judío México - Los informes recientes destapados en la prensa mundial, en los que se exponen acusaciones creíbles y corroboradas contra la cúpula directiva de la agencia , incluyendo conducta sexual inapropiada, nepotismo, represalias, discriminación, abuso de autoridad, represión de la disidencia legítima, y, en definitiva, la utilización fondos de para beneficio propio, evidencian la necesidad de congelar la transmisión de fondos a dicha organización.

A lo largo de los años hemos dado la alarma sobre el inquietante historial de y el destino incierto de las donaciones a dicha organización. Desde consideramos que este escándalo no deja de ser la consecuencia lógica en la gestión de una organización incapaz de llevar a cabo a su cometido original, esto es, atender a los refugiados palestinos desplazados durante la guerra del 48 por el ataque de los países árabes a tras la partición del Mandato británico de Palestina.

La única razón de la continuidad de este fracasado entramado institucional es la de extender indefinidamente el sueldo de centenares de personas que se benefician de la supervivencia de esta mentira que, repetida mil veces, resulta acríticamente aceptada por gran parte de los medios de comunicación y la opinión pública.

Y esto a pesar de los evidentes nexos que mantiene con actividades terroristas y sus redes de influencia. 

En definitiva, esa agencia no sólo perpetúa una situación incoherente degradando a descendientes de desplazados que usa como piedra de toque y excusa, sino que ademásaspira a continuar financiándose indefinidamente con el dinero de los contribuyentes españoles (19 millones de euros al año para la organización matriz, sin contar los fondos transferidos por la Unión Europea).

Lo mismo cabe decir de sus bien pagados colegas que montaron un hipersubvencionado club privado con apariencia legítima y bajo el nombre de con el objetivo de ofrecer empleo, asientos en su consejo y sueldo a sus afines en nuestro país (recibiendo, sólo en 2018, 8.037.101 €, de los cuáles 1.205.665 € iban destinados exclusivamente a pagos de salarios de su extensa plantilla en y campañas de marketing para autopromoción).

“Como la inmensa mayoría de las personas que viven en y los territorios bajo administración palestina, judíos, musulmanes y cristianos, deseamos la paz, la seguridad para y un futuro mejor para los árabes palestinos. Este último escándalo no hace sino confirmar que continúa traicionando esos objetivos. y humillan, manipulan y niegan un porvenir a descendientes de desplazados de guerras de hace 80 años, hacen prevalecer el odio a los judíos desde su retórica y acciones y, mientras, se benefician de extensas nóminas y un sistema clientelar apoyado en cientos de cargos de confianza. Es hora de que países como tomen medidas, siguiendo el camino iniciado por gobiernos como el holandés o el suizo”, añade Angel Mas, Presidente de .

FuenteACOM Comunicación
Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorPalabra de la semana en Yiddish: “Ébola”
Artículo siguienteNew York, New York!