El Gobierno de  reiteró este lunes que obtuvo varias garantías del Reino Unido de que no extraditaría al fundador de , , a un país en el que pudiera ser sujeto a la pena de muerte.

Diario Judío México - Un comunicado oficial difundido hoy lunes por la Secretaría Nacional de Comunicación de la Presidencia ecuatoriana (Secom) insiste una vez más en que el Ejecutivo británico a través de tres notas diplomáticas confirmó por escrito al presidente, Lenín Moreno, que Assange “no sería entregado en extradición a un país en el que pueda sufrir pena de muerte”.

aclara nuevamente que dos titulares de Asuntos Exteriores británicos, Boris Johnson y Jeremy Hunt, confirmaron el 7 de marzo y 10 de agosto del año pasado, respectivamente, que, “de acuerdo a la legislación británica, no se puede ordenar la extradición si la persona en cuestión está sujeta a la pena de muerte”.

Y aclara que en una tercera misiva con fecha del 3 de abril de 2019, las autoridades británicas mencionaron:

El Gobierno de su Majestad confirma que la extradición de una persona desde el Reino Unido no puede ser ordenada donde la pena de muerte pueda ser llevada a cabo o puedan ser sujetos a castigo humano y degradante”.

El comunicado de Secom subraya que el Reino Unido incorporó a su legislación en 1998 la Convención Europea sobre Derechos Humanos (ECHR), que expresamente prohíbe la tortura y el trato inhumano y denigrante.

Y por último enfatiza que Moreno reveló que el pasado 11 de abril había solicitado al Reino Unido la garantía de que Assange no sería entregado en extradición a un país en el que pudiera sufrir torturas o la pena capital, extremos que el Ejecutivo británico confirmó por escrito.

El Gobierno Nacional actuó conforme al derecho internacional, las leyes nacionales y el respeto absoluto a los derechos humanos de Assange, y siempre expresó voluntad de encontrar una salida que no vulnere los derechos de ninguna de las partes”, concluye el documento.

retiró el pasado jueves el asilo político al fundador de , refugiado en su Embajada en Londres desde 2012, por violar acuerdos internacionales, un protocolo especial de convivencia y participar en una trama de desestabilización institucional.

La policía británica se llevó detenido a Assange de la Embajada ecuatoriana donde estuvo asilado durante cerca de siete años ante el temor de ser extraditado al país norteamericano.

Estados Unidos reclama a Assange por los miles de documentos secretos que aireó a través de su portal y le acusa de cargos que pueden acarrear hasta cinco años de cárcel, mientras que la justicia británica pide hasta doce meses de prisión por violar las condiciones de su libertad condicional en el Reino Unido.

Esa medida cautelar que Assange incumplió en suelo británico había sido impuesta tras dos denuncias por supuestas agresiones sexuales -una de ellas una violación- presentadas por sendas mujeres en Suecia, causas que fueron archivadas ante la imposibilidad de avanzar en la investigación.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorPiden prisión preventiva para expresidente Kuczynski
Artículo siguienteConferencia sobre “Pésaj” en la Sinagoga Histórica Justo Sierra
Noticias, Reportajes, Cobertura de Eventos por nuestro staff editorial, así como artículos recibidos por la redacción para ser republicados en este medio.