Diario Judío México - El Imam de la ciudad de Nueva York Abul Baraa Muhammad Abdullah Amreeki pronunció un sermón en el que citó versos del Corán que decían que los musulmanes no deberían tener como aliados a judíos y cristianos. Este dijo que hoy es muy común que los musulmanes espíen, vigilen encubiertamente y coloquen “trampas” a otros musulmanes porque el gobierno o la policía los amenazaron o les ofrecieron algún tipo de incentivo y es un hecho conocido que el FBI y la policía en la ciudad de Nueva York y en otras partes de los Estados Unidos poseen espías en todas las mezquitas a quienes se les paga para engañar a los musulmanes a que declaren de manera inflamatoria. Este dijo que el Islam prohíbe espiar de esta manera y que está terminantemente prohibido informar sobre las actividades de los rezos y donaciones de miembros de la mezquita. El Imam Amreeki dijo que aquellos que hacen esto reciben un castigo peor que los infieles en el Día del Juicio Final. Este explicó que algunos estudiosos han dicho que aquellos que espían a los musulmanes para aquellos no-musulmanes deben ser castigados con la muerte, mientras que otros estudiosos han dicho que solo los informantes no-musulmanes deben ser castigados con la pena de muerte.

El sermón fue dado en el Centro Islámico Rockaway en Queens, Nueva York, donde Amreeki es imam. El video fue subido a la página Facebook del centro y al canal de YouTube de Amreeki el 25 de enero, 2019. Amreeki nació y se crió como cristiana en Jamaica, Queens, NY. Este fue encarcelado a la edad de 19 años por robo y pasó tiempo en la Isla Rikers. Este se convirtió al Islam cuando tenía 20 años luego de familiarizarse con el Islam en prisión. Según la biografía en su portal islamsfinest.com, Amreeki es traductor de árabe al inglés que este estudió en el Instituto Qortoba de Estudios Árabes en El Cairo. También asistió al Instituto Universitario CUNY Medgar Evers. La biografía dice además que Amreeki fue previamente imam del Centro Islámico de Carolina del Sur en Conway, Carolina del Sur.

Para ver el video de Abul Baraa Muhammad Abdullah Amreeki en el portal TV, pulse aquí o debajo.

“Tomar como amigos a los incrédulos, es decir, darles apoyo y asistencia para combatir a los musulmanes… Esto viene a ser un acto de incredulidad en el Islam”

Imam Abul Baraa Muhammad Abdullah Amreeki: “Tomar como amigos a los incrédulos, es decir, darles apoyo y asistencia para que combatan contra los musulmanes… Este es un acto de incredulidad en el Islam.

[…]

“[El Corán dice:] ‘Oh, ustedes que creen, no tomen al judío y al cristiano como aquel que dice ser partidario y ayudante de ustedes, ya que ellos son los que se ayudan entre sí. Cualquiera que los tome como aliados se convierte en uno de ellos’.

[…]

“Musulmanes que espían a musulmanes, para ayudar a los no-musulmanes en contra de los musulmanes… [Esto es] algo muy común en los tiempos de hoy día. Alá dijo en el Corán: ‘Oh, ustedes que creen, no se lleven a Mi enemigo ni a los suyos como sus aliados, mostrándoles amistad cuando hayan rechazado la verdad que han recibido’.

[…]

“El espía es aquel que espía a los musulmanes y transmite información a sus enemigos, lo que incluye vigilarlos encubiertamente o el hacer que caigan en trampas puestas para los musulmanes, trabajando con los incrédulos…

[…]

“O es el espía o el informante quienes están haciendo esto para salvarse de los crímenes o amenazas de los cuerpos policiales o del gobierno, o por temor a que el gobierno los amenace con encarcelarlos, o que lo saquen del país, o incluso les ayude a salir de algún problema legal o crisis financiera que posean, o alguna promesa rota de ayudar en su condición migratoria… Está claro en muchos casos judiciales, particularmente en la ciudad de Nueva York y en otros lugares en los Estados Unidos, que cada mezquita posee un espía o unos cuantos espías o informantes”.

“Los hipócritas obtendrán el peor castigo, peor que los infieles en el Día del Juicio Final”

[…]

“Es bien sabido en Nueva York que muchos [departamentos] policiales y el FBI están haciendo esto en muchas mezquitas y en muchos lugares, donde se les pagó a los informantes para que fueran como carnadas y atraigan a los musulmanes para que realicen declaraciones inflamatorias – declaren alocadamente, se sienten con ellos, hablen sobre lo qué está pasando en el mundo musulmán, hablando de cómo los musulmanes están siendo asesinados… El musulmán, lo siente en su corazón. ‘Amigo, nuestro pueblo se está muriendo y está siendo asesinado…’ Y esa persona le pone una trampa: ‘Sí, tal vez deberíamos hacer algo al respecto, tal vez algo debería pasarle a esta gente’. Caigan en una trampa. Grabar esta conversación mientras el informante o el espía es el que [engaña] y trabaja en un plan para ponerle trampas a musulmanes…

[…]

“Estas acciones están prohibidas en el Islam.

“Esto incluye acciones [como] las de tomar fotografías, tomarle fotos a musulmanes dentro de la mezquita, [informar] quién viene a la mezquita y reza, quiénes son sus miembros, quiénes hacen donaciones, cuánto dinero recolecta la mezquita, quién ha dado el dinero, quién recibió el dinero, cuánto dinero recibió, quiénes fueron las personas que dieron el dinero, quién asiste a las clases dentro de la mezquita, quién viene a los rezos de los viernes, quién da el sermón, cual fue el tema del sermón, grabarlos… y viceversa… La gente piensa que el informante viene y hace esto, pero en algunos casos, es la mezquita – la administración, la que le entrega voluntariamente a la policía esta información.

[…]

“Quieren estar cómodos en Estados Unidos. Quieren estar cómodos viviendo con los infieles, por lo que hacen estas cosas”.

[…]

“Los hipócritas recibirán el peor castigo, peor que los infieles – en el Día del Juicio Final”.

[…]

“[Según algunos estudiosos], el musulmán que espiaba a los enemigos del Islam – el fallo para este es la pena de muerte”

“Todos los informantes fomentan crímenes como el asesinar gente, destruir propiedades y atacar a otros musulmanes y a no-musulmanes…

[…]

“[Según algunos estudiosos], el musulmán que espiaba a los enemigos del Islam – la decisión para él es la pena de muerte.

[…]

“Abu Hanifa e Imam Shafi’i [dicen que] este se va sin asesinar.

[…]

“[En su opinión], su castigo es que a este lo golpeen.

[…]

“Pero si este pretende ser musulmán y no es musulmán, entonces su castigo es la pena de muerte”.

[…]

“Mucha gente no sabe que incluso el gobierno aquí les espió. Las mismas tácticas que utilizan sobre los musulmanes ahora son las mismas tácticas que estos utilizaron sobre los afroamericanos en el pasado. Esa gente dentro de los movimientos sobre derechos civiles… [Estos] los pusieron en prisión y los encerraron, [ambos] aquellos violentos y los pasivos. [Los] espiaron a todos e incluso destruyeron algunos de sus movimientos. No piensen que no les sucederá a los musulmanes. No piensen que esto no les está sucediendo a los musulmanes ahora”.

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

Artículo anteriorMadre del acuchillador palestino en alabanzas a su hijo: Fue carnicero, sabía cómo matar
Artículo siguienteBaruch Shapiro Z”L