En el porteño barrio residencial de Palermo, con asistencia del Príncipe Heredero de Arabia Saudita, Abdullah ben Abdel Aziz al Saud, al frente de una nutrida delegación oficial y del embajador del Reino acreditado en nuestro país, tuvo lugar el 25 de septiembre último la esperada inauguración del Centro Cultural Islámico Rey Fahd.

Diario Judío México - En la oportunidad estuvieron presentes el ex Presidente de la Nación, Dr. Fernando De la Rúa, el ex Presidente Dr. Carlos Saúl Menem, ministros del poder Ejecutivo, altos funcionarios nacionales, la vicejefa del Gobierno Autónomo de Buenos Aires, Lic Cecilia Felgueras, dignatarios eclesiásticos, el Director del registro nacional de Cultos Dr. José Camilo Cardoso, miembros del cuerpo diplomático de los países musulmanes, delegaciones y representantes de organismos culturales, de las fuerzas armadas y de seguridad, delegaciones de la comunidad musulmana de todo el país y numeroso público.

Antes de dar comienzo al jubiloso acto el Príncipe Heredero (hermano del Rey), acompañado por los musulmanes allí presentes, encamináronse a la mezquita para cumplir con la oración ritual de la tarde. Finalizada la plegaria se dirigieron al auditorio central donde eran aguardados por los invitados. El acto dio comienzo con la lectura de almodias del Corán y palabras de bienvenida a la concurrencia.

En su discurso de apertura el PríncipeHeredero, entre otros conceptos, expresó: “Este lugar no es solamente una mezquita sino un Complejo Cultural- el más grande de América Latina- que tiene por misión difundir y fortalecer la herencia cultural de la civilización árabe-islámica.

Este Centro que hoy inaguramos tiene un significativo papel testimonial en su objetivo de servir a todos los musulmanes y, además, personaliza la noble intención del gobierno Argentino de defender la convivencia y el rechazo de la discriminación en todos sus aspectos. Virtualmente, como Centro educativo, es una ofrenda cultural para todos aquellos que desean abrevar o mejor conocer el legado paradigmático de la sabiduría árabe-islámica, hoy en constante expansión en los cuatro puntos cardinales”.

Al hacer uso de la palabra el Presidente de la Nación señaló, entre otras consideraciones: “La República, así como la Ciudad de Buenos Aires, se honra en acoger este testimonio de presencia de una religión profesada por centenares de millones de personas en todo el mundo”. Señaló también la buena convivencia en el país entre las distintas religiones, subrayando que, gracias al Islam, Occidente conoció a los filósofos griegos así como el desarrollo de las ciencias”.

Horas antes del evento, el Presidente heredero y su comitiva se hicieron presentes en la casa de Gobierno a los efectos de saludar al Presidente De la Rúa. Allí intercambiaron condecoraciones y se firmó un acuerdo sobre deportes, juventud y técnica entre ambos países.

Lic. Abdala Desuque*
*Presidente del Círculo Argentino de Estudios Islámicos.
Miembro del Consejo Asesor para los Países del Mundo Arabe del Instituto de Política Exterior de la Fundación Novum Millenium

Fuente: http://www.palermonline.com.ar/noticias/nota109_mezquita.htm

Las opiniones expresadas aquí representan el punto de vista particular de nuestros periodistas, columnistas y colaboradores y/o agencias informativas y no representan en modo alguno la opinión de diariojudio.com y sus directivos. Si usted difiere con los conceptos vertidos por el autor, puede expresar su opinión enviando su comentario.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.


Artículo anteriorHispanic Muslims in Atlanta
Artículo siguienteThe Muslims In Latin America