Diario Judío México - El 11 de marzo, el Secretario de Estado Mike Pompeo acusó a la gigante petrolera ruso Rosneft de desafiar las sanciones impuestas por Estados Unidos mediante la compra de petróleo a la petrolera estatal venezolana PDVSA, la cual ha sido sancionada desde enero de este año. Dijo Pompeo:

“La compañía estatal rusa Rosneft, continúa comprando cargamentos de petróleo crudo de PDVSA, la compañía petrolera estatal de , en desafío a las sanciones impuestas por los Estados Unidos y el director general de Rosneft Igor Sechin, sigue arrojándole un salvavidas al régimen”.[1]

Cabe señalar que los comentarios de Pompeo siguieron a las sanciones del Departamento del Tesoro estadounidense aplicadas al banco ruso Evrofinance Mosnarbank, acusado de ayudar a PDVSA a evitar las restricciones financieras por parte de los Estados Unidos.[2]

En respuesta a la declaración de Pompeo, la cancillería rusa declaró:

“Las amenazas provenientes del Secretario de Estado estadounidense contra la compañía Rosneft por cooperar con carecen de sentido. Esta ha sido golpeada por sanciones desde el año 2014, pero sigue funcionando con éxito. Mientras tanto, sus ex socios en Estados Unidos, a quienes Washington obligo a restringir su cooperación, sufrió graves daños”.[3]

Según el influyente bloguero ruso El-Murid, si Estados Unidos decidiera sancionar a Rosneft, las consecuencias serías comparables al embargo de petróleo contra Japón declarado por Roosevelt en su día, lo que hizo que la guerra en el Pacífico fuese algo inevitable.

Además, El Murid señaló que, dado que Rosneft es la posesión más apreciada de Putin, un golpe en su contra serviría para socavar su autoridad entre “todos los pandilleros rusos”. “Ellos se darán cuenta de que su padrino es impotente incluso cuando sus intereses vitales están en juego”, dijo El Murid.

Por lo tanto, El Murid sugirió que Putin debería comprometerse con los Estados Unidos sobre el tema , ya que una “comatosa” no puede permitirse el lujo de participar en una tercera guerra, luego de Ucrania y Siria.

A continuación se presentan extractos del artículo de El-Murid:

(Fuente: Caribflame.com)

Añadir a Rosneft a la lista SDN del Tesoro estadounidense puede convertirse en una bomba de tiempo

“Con su tardanza poco característica, Estados Unidos se está involucrando a nivel de sistema en la lucha en . El [banco] ruso Evrofinance Mosnarbank fue sancionado y luego Rosneft fue acusada de comprar petróleo venezolano en violación a las sanciones aplicadas por los Estados Unidos.[4]

“Dado que los estadounidenses son reacios a mencionar a Rosneft innecesariamente (por razones obvias de que el imponer sanciones a gran escala en su contra que potencialmente pueden desestabilizar el mercado mundial del petróleo, lo que vendría a ser lo último que necesita Estados Unidos), incluso una leve amenaza por parte del Secretario de Estado Pompeo parece una medida extraordinaria.

“Rosneft, por supuesto, ha amenazado con demandar en respuesta a las acusaciones, pero esa es en realidad una reacción predecible – la elección es o reconocer [las acusaciones] y prepararse para una escalada, o suavizar las cosas de manera efectiva, expresando fuerte indignación…

“No obstante, la amenaza de Pompeo no es motivo de risa. Agregar a Rosneft a la lista SDN [Nacionales Especialmente Designados] del Tesoro estadounidense puede convertirse en una bomba comparable al embargo petrolero contra Japón declarado en su día por Roosevelt, que hizo de la guerra en el Pacífico algo inevitable.

“Existe, sin embargo, una diferencia significativa entre el ahora y el después – Estados Unidos y (especialmente así), claramente no están ansiosos por librar una guerra (aunque sea de bajo perfil). Los motivos tras la amenaza son bastante obvios – Rosneft siendo este, la billetera personal de Aquel-que-escucha [Putin], la amenaza de Pompeo es una invitación a negociar. El tema a tratar es por supuesto, el destino de Maduro.

“Los Estados Unidos están conscientes de las amenazas que un largo y doloroso proceso de derrocar a Maduro, especialmente uno que fuese violento, puede representar para la región. Esto no es Libia-Siria-Afganistán más allá de los tres mares, está justo al lado del territorio estadounidense y 10 millones de refugiados (inevitablemente seguidos por una ola secundaria de refugiados de otros países que pueden colapsar bajo la presión de los acontecimientos) – incluso el muro de Trump puede no resistir tal situación, especialmente porque aún no existe. Eso va mucho más allá de la simple incautación de petróleo venezolano, especialmente porque aquellos que han estado enfatizando activamente este punto como el principal motivo de los estadounidenses, simplemente no entienden que Estados Unidos ya recibe todo este petróleo sin el menor problema en virtud de ser su principal comprador”.

Un golpe contra Rosneft socavaría la autoridad de Putin entre todos los pandilleros rusos

“En efecto, Estados Unidos ha financiado al régimen chavista a lo largo de su existencia. China y llegaron a después de que el régimen chavista saqueó al país de manera tan exhaustiva que ya no podía existir sin recursos externos. Por lo tanto, el petróleo es, en el mejor de los casos, un objetivo periférico de Estados Unidos, especialmente dado el hecho de que en este momento Trump y la política exterior son conceptos que están esencialmente separados. De hecho, Trump no posee una política exterior de la que hablar como un plan de acción coherente y sistemático. se ha vuelto un problema muy molesto, repentino y bastante inoportuno. Y eso explica la tardía reacción [de los norteamericanos].

“Sin embargo, ahora hay que hacer algo: el colapso de un país como este desencadenará un cataclismo en toda la región. Trump simplemente no puede correr el riesgo, especialmente cuando está a punto de comenzar su campaña para la reelección. Los demócratas no se perderán una oportunidad para señalar el fracaso de Trump en el vecindario inmediato estadounidense. Y, de hecho, los oponentes republicanos a Trump también están obligados a aprovecharse de esta situación, por lo tanto, este se ve obligado a actuar.

“Trump es un empresario agresivo y su punto fuerte es negociar de la manera más contundente posible. Es por eso que le hizo una oferta a Putin respecto a Venezuela desde una postura de fuerza. Es difícil decir hasta qué punto tiene preparado Trump llegar, pero uno necesita entender que en política (así como en la vida cotidiana) no puede darse el lujo de mostrar debilidad. Para expresar una amenaza y luego disolverse escandalosamente en la nada – bueno, nosotros sabemos lo bien que funciona (‘Dejemos que intenten dispararles a las mujeres y chicos! ‘De hecho lo intentaron. Y luego de nuevo una y otra vez).

“Esto solo significa que las amenazas de Pompeo deben ser tomadas en serio, especialmente porque Estados Unidos ya tiene experiencia en destruir una empresa líder de aluminio – Rusal.[5] El esfuerzo fue exitoso – el mercado no ha colapsado y Putin no pudo hacer nada”. Y Rosneft siendo este la posesión más querida de Putin, un golpe en su contra serviría para socavar su autoridad entre todos los pandilleros rusos. Ellos se darán cuenta de que su padrino es impotente incluso cuando sus intereses vitales están en juego. Conclusiones. En esencia, la oferta que hizo Trump a través de Pompeo parece simple – ¡dejen de interferir! Sus activos e inversiones estarán garantizados y el resto no es asunto suyo. De lo contrario, pueden perder todo eso y mucho más. ¿Es eso lo que desean?

“De hecho, la propuesta parece proveer una oportunidad para salvar el pellejo. Putin ya había recibido una oferta similar en Siria, pero primero, esta se realizó durante la rotación entre demócratas y republicanos, por lo que no estaba claro quién lo hacía y en segundo lugar, con Siria, Putin se colgó una piedra de molino sobre su propio cuello, adquiriendo así cierta experiencia para rechazar ofertas razonables. Por supuesto, este lograría hacer lo mismo con Venezuela, pero tres guerras son demasiado para una superpotencia, por no hablar de una en estado de coma… De todos modos, la oferta fue hecha, aunque no en los mejores términos. Pero aún es mucho mejor que un escenario donde predomine el uso de la fuerza que nadie realmente desea ni quiere”.


[1] Reuters.com, 11 de marzo, 2019.

[2] Reuters.com, 11 de marzo, 2019.

[3] Tass.com, 13 de marzo, 2019.

[4] Véase Estados Unidos culpa a Moscú por la crisis venezolana y sanciona a banco ruso, Themoscowtimes.com, 12 de marzo, 2019.

Rosneft fue rigurosamente criticada por sus compras de crudo venezolano, Rt.com, 14 de marzo, 2019.

[5] Los Estados Unidos impusieron sanciones contra la empresa Rusal en el 2018.