Diario Judío México - El Sr. Presidente, Bashar al-Assad, mantuvo una sesión de conversaciones hoy tarde hora local de , con el Sr. Luis Ignacio Lula da Silva Presidente de , en donde examinaron las relaciones bilaterales y la importancia de reforzarlas, así como los acontecimientos regionales e internacionales.

Durante la reunión se destacó la necesidad de intensificar las labores de los gobiernos de ambos países para desarrollar las relaciones en todos los ámbitos, especialmente en el plano económico a la altura del nivel de las relaciones políticas, haciendo hincapié en la importancia de promover las delegaciones comerciales y económicas así como a los hombres de negocio a intercambiar visitas e así como a fundar proyectos conjuntos, especialmente con la existencia de una importante comunidad siria en que puede contribuir de manera significativa a la consolidación de estas relaciones.

Asimismo, se destacó también la importancia del seguimiento de la aplicación de las convenciones y su aplicación, y fue discutida la posibilidad de firmar un acuerdo de libre comercio entre Siria y el bloque Mercosur, lo que fundaría para el establecimiento de una asociación estratégica entre los dos países,

Por su parte, el Presidente Lula da Silva expresó su apoyo a Siria en este ámbito, especialmente porque presidirá la Organización del Mercosur en el segundo semestre el próximo mes.

En la reunión también se ocupó de la situación en el Oriente Medio, en particular en los territorios palestinos ocupados y la necesidad de levantar el cerco impuesto por las autoridades de ocupación israelíes contra el pueblo palestino en Gaza y detener los ataques diarios israelíes contra los sitios sagrados, la tierra y la población en los territorios ocupados.

Con respecto a la paz, el presidente al-Assad, puso al presidente Lula da Silva sobre los últimos avances en el proceso de paz y cómo colisionaron los esfuerzos realizados por Siria y otros países, especialmente Turquía con los obstáculos colocados por ante la paz, en donde demostró que ni es seria ni quiere la paz, considerando su señoría que el ataque contra la flotilla de la libertad últimamente que llevaba ayuda humanitaria a la población de Gaza privada de las necesidades básicas de la vida y los reiterados ataques contra los palestinos expusieron las intenciones de hacia la paz.

Por su parte, el presidente Lula da Silva afirmó el apoyo de su país al papel desempeñado por Siria con el fin de lograr la paz global en la región insistiendo en que todos deberían cumplir con las resoluciones y los términos de referencia internacionales y no debe haber nadie por encima del derecho internacional y que la paz sólo puede lograrse a través del diálogo con todas las partes.

Hubo acuerdo en que lo que sucede en la ocupada Palestina, Irak y otros países en el mundo es una prueba más de la importancia de avanzar hacia un mundo multipolar en el que prevalezca la justicia y el imperio de la ley, cosa que se logra primero mediante la reforma de las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad y aquí reiteró el presidente Al-Assad el apoyo de Siria para la concesión de un asiento permanente en el Consejo de Seguridad, así como otro grupo de países de África, Asia y Oriente Medio.

La discusión se centró también en el expediente nuclear de Irán, donde los presidentes Al-Assad y Lula da Silva, consideraron que la imposición de sanciones a Irán complicaría aún más el asunto.

El presidente Assad elogió el papel desempeñado por el Presidente Lula da Silva para alcanzar un acuerdo de un intercambio nuclear entre Irán, Turquía, , destacando que el acuerdo era prueba de que las soluciones diplomática son posibles y que Irán es seria en sus intenciones de revelar los fines pacíficos de su programa nuclear pero que la obstrucción viene de la otra parte

En este contexto, el presidente Lula da Silva, aseveró que los puntos de acuerdo fueron exactamente lo que el presidente Barack Obama le pidió y al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, por lo tanto, volver al Consejo de Seguridad y la imposición de sanciones a Irán después de llegar a un acuerdo era extraño e incomprensible.

Tras la reunión, hubo un intercambio de galardones en donde el Presidente Lula da Silva, otorgó al Sr. Presidente Al-Assad el gran collar del sistema nacional de la Cruz del Sur y a su vez el presidente Al-Assad otorgó al presidente de Brasil el galardón de Omeya nacional del Gran Cordón.

Asimismo, fueron firmados en presencia de ambos presidentes y sus señoras esposas cinco acuerdos y memorandos de entendimiento para reforzar la cooperación entre los dos países en las áreas de salud, la agricultura y la cooperación técnica, y jurídica y fue firmado por parte siria por el canciller sirio Walid al-Moallem y por parte brasileña, el ministro de Asuntos Exteriores Silicio Amorim y por Luis Paulo Bartillo, Ministro de Justicia.

Es de mencionar que se había celebrado una ceremonia oficial de bienvenida para el presidente Al-Assad en el edificio del Ministerio del Exterior, en donde ambos presidentes pasaron revista a la guardia de honor antes de tocar los himnos nacionales de la República Árabe Siria y del Estado de Brasil

Seguidamente, el presidente Al-Assad saludo a las personalidades presentes a su recibimiento Silicio Amorim, ministro de Asuntos Exteriores, Marco Aurelia García, Asesor Principal del Presidente de Brasil, en cuestiones de política exterior y Sarkis Kkermrian, Director de la administración del Oriente Medio en el ministerio de exteriores brasileño y el embajador de Brasil en Damasco A su vez, el presidente Lula da Silva, saludó a los miembros de la delegación oficial siria…El ministro Al-Moallem y la Dra. Shaaban Asesora Política y Mediática en la Presidencia de la república y Azzam Mansour, Ministro de Asuntos de la Presidencia de la república y el Encargado de en Brasil Siria.

Fuente:SANA