Diario Judío México - Tayyab Tahir Ismail se declaró este jueves culpable de ofrecer a través de plataformas de telefonía móvil (celular) instrucciones para fabricar bombas a simpatizantes del extremismo islámico, informó la Fiscalía del Distrito Sur de Florida.

Nacido en Pakistán y con ciudadanía estadounidense, Tahir Ismail, de 33 años, será sentenciado el próximo 23 de mayo por el juez de distrito K. Michael Moore.

El criminal confeso enfrenta una sentencia máxima de 20 años en prisión, hasta 5 años de libertad supervisada y una multa de hasta 250.000 dólares.

Según el reporte policial, el paquistaní-estadounidense, que fue detenido en 2018 en Pembroke Pines, en el condado de Broward, ofreció al menos cinco veces instrucciones para hacer bombas a través de una plataforma de telefonía móvil a seguidores de grupos como el jihadista Estado Islámico de Irak y de Siria.

El paquistaní obtenía información a través de internet y la enviaba por telefonía móvil a varias plataformas que simpatizan con el , según el Buró Federal de Investigaciones (FBI), que lo investigaba desde 2010.

Ese año profirió amenazas contra un refugio de desamparados y se autoproclamó un “soldado de Al Qaida”.

El reporte detalla que Tahir Ismail fue un socio cercano de James Gonzalo Medina, quien fue sentenciado en 2017 a 25 años de prisión por intentar usar un arma de destrucción masiva en una sinagoga en Aventura, al norte de Miami.