Diario Judío México - Este viernes en Santiago de se llevó a cabo la Primera Sesión de la Conferencia para la Lucha contra el que se está desarrollando con dirigentes de toda latinoamérica y que se extenderá durante este sábado 7 y domingo 8 de septiembre.

La sesión de apertura estuvo a cargo de Roberto Muñoz, de la comunidad judía de , quien saludó a los presentes, agradeció la presencia de 150 dirigentes de toda Latinoamérica y le otorgó la palabra al vicepresidente de la Organización Sionista Mundial (OSM) Yaakov Hagoel.

El vicepresidente de la OSM recordó que la única solución para el y el odio que se sentía en para fines del siglo XIX para los judíos era la existencia de un Estado judío, para lo cual el primer Congreso Sionista invitó al pueblo a que siguiera a la OSM.

El no es un problema de , ni judío, es de todo el mundo y la idea de que no iba a existir después de la Shoá es algo que no se cumplió. Hace 10 años renació y con mucha fuerza, con ataques muy peligrosos en distintos países, remarcó Hagoel.

Los dirigentes judíos deben comprender que los antisemitas buscan que los judíos tengan miedo de serlo. Si el judío tiene miedo de ser judío, al final no será judío, destacó el vicepresidente de la OSM.

La responsabilidad sobre mantener un orgullo judío y luchar contra el es de todo el pueblo judío, especialmente de la dirigencia, y de todo el pueblo de . El no es solo matar físicamente, considera Hagoel, ese no es el peligro pero si mata el espíritu judío y eso es lo que se debe evitar con herramientas traídas desde este Congreso.

El representante para América Latina de la OSM, Shraga Wilk, consideró que el antisemitismo es algo promiscuo que puede ser llevado a cabo tanto por la extrema derecha como por la extrema izquierda. No es una lucha , es ideológica, añadió.

Ariel Gelblung, representante regional del Centro Simon Wiesenthal, se refirió a la situación que se está produciendo con el antisemitismo y qué es lo que el Centro está haciendo para enfrentarlo.

Marina Rosenberg, flamante embajadora de en , quien asumió su cargo diplomático como funcionaria israelí hace pocas semanas, tomó la palabra y expresó que junto con la comunidad está trabajando mucho en el tema del antisemitismo y el BDS. Su primera experiencia personal la vivió recibiendo mensajes antisemitas ayer por la noche cuando le llegaron tweets como respuesta a un tema puramente chileno.

A su vez, cuando planteó a funcionarios y políticos chilenos sobre la existencia de antisemitismo, le contestaron, extrañados, que el antisemitismo no existe. Por lo que considera que hay que hablar, discutir y ensañar mucho sobre el tema tanto en la comunidad judía como fuera de ella, ya que hay que desenmascarar lo que está ocurriendo y luchar contra el odio antisemita.