Investigadores israelíes lograron recrear las condiciones del agua del golfo de Aqaba, en el mar Rojo, en un acuario de alta tecnología del Instituto Interuniversitario de Ciencias Marinas de Eilat y aseguraron que ése es el único lugar del mundo donde los arrecifes de coral no sufren daños causados por el calentamiento global o la acidificación de los océanos porque logran adaptarse a las diferentes condiciones, sobrevivir al duro cambio climático y reproducirse sin inconvenientes.

Diario Judío México - “Los corales están sufriendo una mortalidad masiva como resultado de temperaturas anormalmente altas del agua y en el golfo de Aqaba hemos observado una población que soporta el estrés térmico mucho más allá de lo que se esperaba”, destacó la doctoranda Jessica Bellworthy, de la Facultad “Mina y Everard Goodman” de Ciencias de la Vida de la Universidad de Bar-Ilan, que trabajó con un equipo del Instituto Federal de Tecnología de Lausana, Suiza.

Tal “resistencia no solo se registra durante la fase de vida adulta, sino también en las etapas tempranas, que a menudo se consideran mucho más vulnerables”, añadió.