El tiroteo en San Bernardino tuvo lugar el 2 de diciembre de 2015, cuando Syed Rizwan Farook y su esposa, Tashfeen Malik, abrieron fuego en una fiesta en el “Inland Regional Center”, asesinando a 14 personas e hiriendo a otras 22.

La revista describe el tiroteo como “único”, ya que “el llamado del califato (líder del Estado Islámico) para que los musulmanes ataquen a los ‘cruzados’ en sus propias tierras fue respondido una vez más”, pero esta vez, por un yihadista actuando en conjunto con su esposa, no solo.

El Estado Islámico alabó a Tashfeen Malik, quien participó en la operación y se convirtió en mártir luego de ser matada por fuerzas de seguridad, “a pesar del hecho de que el combate no era obligatorio para ella”.

La organización elogió el sacrificio de la pareja de San Bernardino, quien “dejó atrás no solo su cómodo estilo de vida, sino también a su hija bebé, sabiendo que no la volverían a ver nunca”.

Para convencer a más parejas musulmanes casadas de “marchar juntos para luchar contra los cruzados en defensa del califato” aún al costo de dejar a sus hijos detrás, los autores de la revista citaron un verso del Corán, en el cual Allah promete cuidar de aquellos dejados atrás por los creyentes.

El llamado a matrimonios para que cometan ataques terroristas podría indicar que ISIS está dispuesto a mejorar la ‘calidad’ de sus ataques cometidos por yihadistas operando por su cuenta, iniciando un nuevo patrón que le permitirá a la organización asesinar a más occidentales.

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorAlí Khamenei aseguró que EEUU podría violar el acuerdo con Irán
Artículo siguiente¿Qué significa ser un judío hoy?