El Gobierno aprobó un plan para que 3.000 etíopes con raíces judías y familiares de primer grado en el país puedan migrar a Israel, en lo que representa la segunda medida de este tipo en menos de un mes ante el recrudecimiento del conflicto en el país africano.

La decisión fue aprobada por unanimidad en el gabinete de ministros y se extiende a las comunidades de etíopes con ascendencia judía en Adís Abeba y Gondar.

El plan se basa en una resolución del año 2015 que aún no se ha implementado, y prevé que el proceso de migración se lleve a cabo en las próximas semanas.

Una vez que los miembros de estas comunidades demuestren sus lazos con etíopes ya asentados en Israel, un comité especialmente formado para este proceso analizará sus casos uno por uno antes de autorizar su evacuación.

Muchas de las personas que se prevé lleguen en esta nueva oleada migratoria han estado esperando durante años que Israel apruebe su traslado y se encuentran asentados en los denominados campos de tránsito en Etiopía.

La medida aprobada sigue a otra acordada el pasado 9 de noviembre, por la cual se autorizó la evacuación de unos 5.000 etíopes de ascendencia judía.

Ambas fueron resultado de intensas negociaciones entre la ministra de Interior, Ayelet Shaked, y la de Inmigración, Pnina Tamano-Shata, y ante una creciente presión de los miembros de esta comunidad en el país para que el gobierno evacúe a sus familiares de Etiopía, donde se han intensificado los combates entre las fuerzas militares gubernamentales y los rebeldes de la región de Tigray.

Actualmente, unos 160.000 o descendientes de etíopes viven en Israel. La mayoría llegó al país en las décadas de 1980 y 1990. Se trata de uno de los colectivos más pobres y con altas tasas de desempleo que suele denunciar una política estatal discriminatoria.

FuenteAURORA

SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A excepción de tu nombre y tu correo electrónico tus datos personales no serán visibles y son opcionales, pero nos ayudan a conocer mejor a nuestro público lector

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.
Artículo anteriorTercera vela de Janucá
Artículo siguienteSe repite la historia: Prohíben a un académico estudiar a Baruj Spinoza en Ámsterdam