Israel y Emiratos Árabes Unidos (EAU), que establecieron relaciones en 2020, firmaron este martes en Dubái un acuerdo de libre comercio, calificado como histórico por ser el primero de este tipo entre el Estado judío y un país árabe, y que elevará el intercambio bilateral a unos 10.000 millones de dólares en cinco años.

“Se espera que el Acuerdo de Asociación Económica Integral entre EAU e Israel estimule los flujos comerciales entre los dos países, alcanzando los 10.000 millones de dólares anuales en cinco años”, afirmó el ministro de Economía emiratí, Abdullah bin Touk al Marri, según un comunicado de su departamento.

Asimismo, destacó que el pacto, que se rubricó en Dubái con su homóloga israelí, Orna Barbivai, “agregará alrededor de 1.900 millones de dólares al producto interior bruto de EAU durante el mismo periodo”.

Por su parte, Barbivai afirmó que se trata de “un evento de una importancia histórica de las relaciones económicas entre Israel y EAU” al ser el “primer Tratado de Libre Comercio con un estado árabe”, según un comunicado del Ministerio de Economía e Industria israelí.

La ministra confió en que el convenio servirá para “fortalecer el comercio entre ambos países, eliminar barreras y promover nuevas oportunidades comerciales y alianzas”, además de otorgar “una exención fiscal inmediata o gradual en el 96% del comercio entre países”, lo que confirmó también el comunicado emiratí.

El pacto incluye exenciones fiscales que se concentrarán en las áreas de alimentación, agricultura, cosméticos, equipamiento médicos y medicinas, y contemplará también temas regulatorios sobre comercio electrónico y derechos de propiedad intelectual.

El convenio firmado hoy “creará un nuevo modelo de cooperación constructiva entre los países de la región, sobre la base de que la construcción de economías de crecimiento flexibles y sostenibles requiere cooperación, integración, asociación y apertura a la luz de los desafíos que el mundo está presenciando actualmente, añadió el ministro emiratí.

Ambos países han anunciado en los últimos dos años numerosos memorandos de entendimiento y millonarios acuerdos de inversión, como los 1.200 millones de dólares que el fondo emiratí Mubadala ha invertido en Tamar, uno de los principales yacimientos de gas natural en aguas de Israel.

Según Al Marri, las relaciones comerciales y de inversión el comercio no petrolero entre su país e Israel registró cerca de 2.500 millones de dólares hasta marzo de 2022, de ellos 1.060 millones en el primer trimestre de este año.

Por su parte, el ministro de Estado emiratí para Comercio Exterior, Thani al Zeyoudi, dijo en su cuenta oficial de Twitter que el nuevo acuerdo con Israel “se basa en los sólidos cimientos establecidos por los Acuerdos de Abraham”.

Israel y EAU establecieron relaciones diplomáticas conforme a los llamados acuerdos de Abraham, firmados en septiembre de 2020 y mediados por Estados Unidos.

Esos acuerdos supusieron un giro en el tablero geoestratégico de Oriente Medio, puesto que a ellos se sumaron Bahréin, Marruecos y Sudán, añadieron así los países con los que Israel estableció acuerdos de paz a seis, después de Egipto (1979) y Jordania (1994).