Diario Judío México - El embajador de Israel en México Zvi Tal recibe a El Economista para conversar sobre la relación entre México y el Estado israelí; sobre el impulso de sectores estratégicos para el país de Medio Oriente, como la agricultura y la seguridad nacional, y sobre el interés que tiene en contribuir con programas bandera del presidente Andrés Manuel López Obrador, como Sembrando Vida o el Plan Integral para Centroamérica, entre otros temas.

¿Cuál es el estado actual de la relación entre Israel y México, en especial con la administración de Andrés Manuel López Obrador?

Debo decir que tenemos una muy buena relación. Para mí empezó cuando le presenté mis credenciales al presidente, hace poco más de seis meses, y durante nuestra conversación tocamos varios temas; por ejemplo, la buena relación personal que tiene el presidente con la comunidad judía, de la cual en los últimos días he podido apreciar el importante rol que juega en México y en la Ciudad de México, respecto del desarrollo de la ciudad y su involucramiento en muchos proyectos.

El presidente aludió a la contribución que ha hecho (la comunidad judía) en algunos sectores de la economía, más particularmente habló del sector inmobiliario. Pero también he visto en una de sus mañaneras que rindió homenaje a los arquitectos judíos que construyeron los segundos pisos del Periférico en la Ciudad de México. Así que la comunidad judía está jugando el papel de puente entre Israel y México.

Discutimos también sobre las relaciones económicas, culturales. Incluso cuando se trata de la postura de México en las Naciones Unidas, en donde ha habido fluctuaciones en los patrones de voto de México respecto de las resoluciones sobre Israel y Palestina en la Asamblea General, debo decir que México y el secretario de Relaciones Exteriores estuvo atento a nuestra solicitud sobre resoluciones específicas para continuar absteniéndose, como lo ha hecho en el pasado, y no votar a favor. Sabemos y apreciamos que México es probablemente el único país en la región que no ha reconocido al Estado Palestino, porque para nosotros es crucial no reconocer a un Estado de forma unilateral y este es un mensaje que yo he transmitido y que siento que ha llegado a oídos abiertos.

一¿Habló con el presidente López Obrador o con el secretario de Relaciones Exteriores acerca de si México reconocerá a Jerusalén como la capital de Israel?

No, no he planteado ese tema, porque creo que un diplomático, incluso si tiene la instrucción de hacerlo, debe evaluar la situación de las autoridades locales y no creo que por el momento sea algo que pueda ser tomado en consideración. Mi deseo como embajador de Israel es primero reforzar la relación bilateral, mostrar que tenemos un interés auténtico en ser un jugador constructivo en esta región, viendo a nuestro aliado estratégico, Estados Unidos, pero también a Centroamérica y tal vez después habrá tiempo de aproximarnos a la actual administración.

一¿En términos comerciales, cuál es la estrategia del gobierno israelí para incrementar las relaciones entre las empresas de ambos países?

Con el presidente hablamos también de algunas de las prioridades nacionales, como Sembrando Vida, un programa bandera de la actual administración y nos gustaría ofrecer nuestro apoyo y asistencia técnica acerca de temas como la reforestación, manejo de aguas, agricultura e incluso construcción comunitaria. Pero también vemos a la región como un todo, sobre todo junto con el triángulo del norte, formado por Guatemala, Honduras y El Salvador, así que nos gustaría contribuir también al Plan Integral de Desarrollo para Centroamérica.

También he tenido reuniones de seguimiento con subsecretarios de Relaciones Exteriores, y escucho constantemente que Israel es un socio importante en lo que refiere, sobre todo más recientemente, a energías renovables.

一Entiendo que la tecnología, la salud y la agricultura están entre los sectores más fuertes en Israel, ¿ve oportunidades para que compañías israelíes en estos sectores crezcan en México?

Con respecto a la agricultura, ya tenemos una presencia importante, también cuando hablamos de seguridad nacional. Esto por supuesto está menos en la lista de prioridades de la actual administración aunque las cosas pueden cambiar. Hemos tenido algunas visitas de nuestro ministro de Defensa y en los distintos encuentros y conversaciones lo que surgió es que existen similitudes entre el combate al terrorismo y al crimen organizado. La inteligencia, por ejemplo, es clave al combatir estos dos fenómenos y tenemos plataformas, mejores prácticas y tecnologías que nos gustaría compartir con el gobierno mexicano.

Otro tema es el espacio. Hay una muy buena relación entre las autoridades espaciales de Israel y las de México. Tuve la oportunidad de reunirme con el director saliente de la Agencia Espacial Mexicana y dado que una de las prioridades de México es la accesibilidad a internet en lugares remotos, esto es algo que puede resolverse con comunicaciones nanosatelitales y estamos abiertos a asociarnos para realizar el diseño y la producción de los nanosatélites.

一¿El plan del presidente Trump sobre Palestina e Israel satisface a su gobierno?

Tanto el señor Netanyahu como el señor Gantz se reunieron con el presidente Trump y ambos acogieron la iniciativa como una plataforma, y esto es importante subrayarlo, para negociaciones y para resolver el conflicto; no se trata, y esta tampoco es la visión de los estadounidenses, de un tómalo o déjalo; son algunas bases que cubren realmente todos los problemas, tanto políticos, y cuando digo político, me refiero a bilateral, entre Israel y Palestina, pero también regional; como económicos. Es exhaustivo pero, aun así, son las bases para la negociación y cuando lees la iniciativa, dice que son los dos lados los que deben decidir los pequeños detalles y la determinación de una resolución.

De parte de Israel, ha sido recibido de forma muy positiva, porque aborda las necesidades de seguridad de Israel y el problema de un Estado judío. Es importante recordar que el Plan de Partición de 1947 dice que un Estado judío será creado junto a un Estado árabe. Esta iniciativa habla claramente de dos estados-nación, un Estado nación judío junto a un Estado nación palestino. Para nosotros será un reto encontrar el balance correcto entre un Estado judío y un Estado democrático, porque es claro que tendremos un Estado democrático pero con un carácter judío, respetando por supuesto los derechos de las minorías.

Por otra parte, (el plan) aborda las aspiraciones de los palestinos de integrar un Estado nación, lo que además está envuelto por un plan económico para mejorar la calidad de vida de los palestinos.

一¿Por qué cree que los palestinos expresaron desde el principio su rechazo al plan del presidente Trump?

Es una pena, porque, de nuevo, cuando lees con cuidado la iniciativa, habla sobre compromisos o concesiones por parte de ambos lados, dice que es claro que al final del día ni israel ni palestina estarán felices con todos los componentes de la iniciativa o todos los componentes de la solución. Cada lado tendrá que asumir compromisos. De acuerdo con el borrador de la iniciativa, si se implementa, económicamente significará que el PIB de los territorios palestinos podrían duplicarse en los próximos 10 años, que la pobreza se reducirá en 50%, que el desempleo será menor a 10%, que serán creados 1 millón de empleos. Estamos hablando realmente de un impulso a la economía, que desafortunadamente se ha estancado.

Al final, cuando suceda un Estado palestino, el plan habla de legitimidad, de estados legales, de estados internacionales. Así que realmente aborda todos los componentes necesarios y es desafortunado que los palestinos lo hayan rechazado desde el principio. Unos de nuestros diplomáticos más renombrados, que también fue ministro de Relaciones Exteriores, el señor Abba Eban, decía que los palestinos nunca perdían la oportunidad de perder una oportunidad. Espero que este no sea el caso.

一 ¿Cree usted que las elecciones de noviembre en Estados Unidos podrían modificar el plan del presidente Trump?

Si el senador Bernie Sanders fuera electo, sí, podría afectar el plan y podría afectar muchos asuntos; por ejemplo, en el caso Irán, que es un tema muy complicado por sí mismo, el enfoque del senador Bernie Sanders es completamente distinto que el del presidente Trump. Si Joe Biden es el que compite, no creo que haya cambios importantes.


SIN COMENTARIOS

Deja tu Comentario

A fin de garantizar un intercambio de opiniones respetuoso e interesante, DiarioJudio.com se reserva el derecho a eliminar todos aquellos comentarios que puedan ser considerados difamatorios, vejatorios, insultantes, injuriantes o contrarios a las leyes a estas condiciones. Los comentarios no reflejan la opinión de DiarioJudio.com, sino la de los internautas, y son ellos los únicos responsables de las opiniones vertidas. No se admitirán comentarios con contenido racista, sexista, homófobo, discriminatorio por identidad de género o que insulten a las personas por su nacionalidad, sexo, religión, edad o cualquier tipo de discapacidad física o mental.